Línea 12 del Metro de CDMX: mucha ayuda, poca culpa

(LeMexico) – Cuatro meses cumplidos y contando desde la tragedia del STC Metro y no hay ningún responsable al respecto. Pero se ha hecho lo propio con los daños morales y para la consciencia nacional.

Desde al fatídico accidente del 3 de mayo el Gobierno ha dado apoyos económicos pero no ha presentado un culpable para las 26 personas muertas y los 126 lesionados. Sólo se ha presentado un informe en el que indica que la razón del suceso fue por falla estructural y deficiencias en construcción. Pese a conocer a los responsables del mantenimiento estructural y la construcción, la autoridad no ha hecho nada para sancionar.

Por su parte, la Comisión Ejecutiva de Atención a Víctimas (CEAVI), junto con la jefatura del Gobierno de la Ciudad de México, se dedicaron a proporcionar atención a las víctimas y sus familias. Se implementaron kioscos para brindar información a las personas que llegaban a preguntar sobre sus familiares. Además, se le ha brindado a los fatídicos involucrados apoyos médicos, hospitalarios, económicos, psicológicos y legales.

El Gobierno de la CDMX informó acerca de 120 apoyos de emergencia a los núcleos familiares con un monto de $10,037 cada uno (total gastado: $1,204,492); 26 apoyos para las familias cuyo familiar murió con un monto individual de $40,060 (total gastado: $1,041,563); 93 apoyos a núcleos familiares con un lesionado por un monto individual de $30,112 (total gastado: $2,800,445).

Por su parte, el STCM otorgó 24 indemnizaciones por $870 cada uno (total gastado: $20,880,000); dos pagos de indemnización mediante el Fondo de Víctimas de Ceavi, por resultar dañados menores de edad por $870,000 cada uno (total gastado: $1,740,000); aparte, se realizaron 26 pagos de indemnización por concepto de Plan de Reparación Integral Colectivo por un monto de $1,000,000 individualmente (total gastado: $26,000,000). Con todo, el total de presupuesto destinado fue de $48,620,000.

Además, Ceavi informó que 24 de las 26 familias que perdieron a un ser querido han recibido $1,870,000 de indemnización; 99 lesionados recibieron pagos diferenciales por indemnización debido a la afectación, trascendencia y extensión temporal de su rehabilitación total. Además hubo cobertura mayor gratuita, 260 becas de manutención, se incorporaron 145 trabajos formales, se otorgaron 70 viviendas y se condonaron 19 créditos de vivienda.

Hasta ahora, el silencio del Gobierno con respecto a los culpables es “ensordecedor“. Muy probablemente, según el periodista García Soto, el Canciller Marcelo Ebrard afirma que, políticamente hablando, al Presidente le conviene entregar a la justicia a Ebrard por sus lazos con el PRD en el momento de la construcción. Pero, en virtud de que su Gobierno fue responsable del mantenimiento adecuado al STCM, la culpa es totalmente de Claudia Sheinbaum. Si Sheinbaum hubiera dejado sus prioridades y conveniencias ajenas de lado, podría haber atendido la línea doce como se hizo en el 2014 con la empresa Systra, que detectó, rectificó y mejoró la situación de la línea.

Para muchos, «esta tragedia fue producto de la ineptitud del gobierno, por su falta de inversión en mantenimiento, y el constante recorte en el presupuesto para el transporte, aunado a una terrible y decadente política populista que desde hace varias décadas mantiene artificial y políticamente subsidiado el precio del boleto del Metro en 5 pesos. La realidad –subraya Soto– es que ningún gobierno ha querido entrar al tema de fondo de la inviabilidad financiera del Metro de la CDMX».

Pero, no sólo son ellos dos los implicados en la línea doce. La foto inaugural muestra a ocho personajes más que deberían ser investigados. Recordemos que esta línea fue de las promesas más ambiciosas del Gobernador de la CDMX, Marcelo Ebrard.

Miguel Ángel Mancera fue el Gobernador de CDMX electo después de Ebrard. El hoy coordinador del Grupo Parlamentario del PRD en el Senado de la República tuvo que lidiar con las fallas técnicas y estructurales que se dejó en la línea dorada, acusó a Marcelo de corrupto y lo obligó a exiliarse en Francia.

También se presentó Carlos Slim Helú, pues Grupo Carso fue de las empresas encargadas de la construcción. Se encontraba con Marcelo Ebrard, su esposa, Rosalinda Bueso, en ese entonces embajadora en Honduras. Eduardo Santillan figuraba entre los invitados, pues era diputado presidente de la Asamblea Legislativa del entonces Distrito Federal.

Francisco Bojorquez era el Director del Sistema de Transporte Colectivo Metro y fue inhabilitado desde hace 6 años por las irregularidades en los trenes de la línea 12 que expuso la Contraloría General de la CDMX. Enrique Horcasitas fue el Ingeniero Director del Proyecto y Titular del Fondo Nacional del Fomento al Turismo, fue inhabilitado también por las irregularidades en la construcción. Hoy se levantó una denuncia en su contra en la Fiscalía General de la República.

Jesús Salvador Valencia Guzmán y Rubén Escamilla Salinas eran delegados de dos alcaldías que atraviesa la línea doce -Iztapalapa y Tláhuac, respectivamente. Bernardo Quintana Isaac, representante de la constructora Grupo ICA, hoy es Presidente del Consejo de Administración de Ingenieros Civiles Asociados S.A. de C.V..

Luis Serna Chávez era el secretario particular de Mancera, hoy día es acusado de un gasto injustificado de 23 mdp por medio de una tarjeta American Express propiedad de Jack Landsmanas, dueño de corporativo Kosmos, contratista de administraciones anteriores.

Sin duda alguna, la opinión puede parecer dividida por ser un asunto que tiene dos fases: la construcción plagada de errores e inconvenientes para el pueblo en otro sexenio y la mala atención y mantenimiento del Gobierno en curso. ¿Para usted, querido lector, quién es el responsable y a quién se debe castigar?

Visita También
Close
Back to top button