Creadores de la vacuna rusa responden ante el escepticismo mundial

Luego del anuncio ruso de su vacuna que levantó algunas cejas, los expertos del país salen a difuminar todas las dudas que existen alrededor de su creación y aprobación “fugaz”.

El Ministro de Salud ruso, Mijaíl Murashko, y el director del Centro Nacional de Investigación de Epidemiología y Microbiología Gamaleya, Alexánder Guíntsburg, detallaron que necesitaron 5 meses para crear el medicamento, destacaron que “su tecnología” para desarrollarla no es exclusiva, pues otros países también la usan.

Sputnik V es una vacuna vectorial, se basa en un virus portador que transmite la información genética del virus contra el cual debe proteger la vacuna. Este mismo modelo fue usado contra el ébola y el MERS-Cov. La vacuna fue probada primero en varios animales, todos los ensayos clínicos llevaron un riguroso protocolo de seguimiento y monitoreo.

Guíntsburg reveló que «La tecnología usada en la vacuna justifica plenamente, creo, las esperanzas que se depositaron en ella. Actualmente, como saben, la tecnología no es única, en el sentido de que la usan en el Reino Unido, China y en otros países».

Agregó también que la vacuna cuenta con “un ingrediente especial secreto” ruso. Esa variante es «más perfecta, no sólo desde el punto de vista ruso sino desde la comunidad internacional de expertos más alta». Detalló que la OMS recibió un informe de la tecnología y procedimiento, probándola en publicaciones, discusiones y “desafíos de la vida”. También aclaró que los medicamentos, creados con su uso, sirvieron contra el ébola.

Los informes completos y resultados de las pruebas del fármaco serán publicados en una revista rusa o extranjera dentro de dos semanas para conocimiento de todo el mundo. En estos momentos están siendo evaluados por la comunidad de profesionales.

Denís Logunov, subdirector del apartado científico del Centro Gamaleya, indicó que “«ahora no es necesario hablar de costos y precio». Anteriormente se ha dicho que la vacuna será gratis para toda la población rusa y los gastos serán auspiciados totalmente por el presupuesto estatal.

La variante para los niños está siendo evaluada, puesto que la ley rusa no permite probar más medicamentos en niños, sólo uno y eso al concluir todos los ensayos clínicos en los adultos, indicó Guíntsburg. De igual manera con los adultos mayores. Vladímir Bóndarev, Director del Centro Científico del Examen de los Medios de Aplicación Médica, dijo que hay que realizar otros estudios para inyectar la vacuna a personas mayores de 60 años.

Murashko tildó de “absolutamente infundada” las críticas del fármaco e indicó que sus colegas en el extranjeros sienten alguna competencia y por ello «las ventajas competitivas del medicamento ruso, tratan de formular algunas opiniones, que, a nuestro modo de ver, son absolutamente infundadas». El Ministro aceptó que en algunos estados se recurrió a “procedimientos acelerados en sus estudios” pero en la vacuna hay “algunos conocimientos y datos clínicos”.

Para ello recalcó que Rusia tiene todo lo necesario para introducir la vacuna, pues dispone de datos suficientes que avalen su funcionamiento. También aseguró que esta investigación no se acaba y está más activa que nunca, pues no sólo se vigila al virus, sino también las particularidades de su tratamiento.

Visita También
Close
Back to top button