¿Cuál es la razón de la crisis sanitaria por el COVID-19 en India? Muchos culpan al Gobierno de Narendra Modi

(LeMexico) – Desde el 17 de abril, Narendra Modi, presidente de la India, dejó en claro su falta de proyección en esta pandemia, convocando multitudes para su mitin y él sin cubrebocas. Sin saberlo, acercaba al país a un colapso como jamás el mundo habría de ver.

Muchos expertos afirman y reprochan que pudo haber actuado mejor y antes al respecto pero no lo hizo. El día del mitin, India reportaba más de 261 mil contagios diarios, para el 22 de abril la cifra de contagios diarios habría superado los 300 mil contagios diarios. Hoy 3 de mayo, se reportaron 368.147 nuevas infecciones para sumar casi 20 millones de contagios y hubo 3.417 decesos en las últimas 24 horas elevando el total a 218.959.

La capital de India ya no tiene madera para cremar, no hay lugar en los hospitales y no cuentan con oxígeno, además, tan solo el dos por ciento de la población está vacunada. El portavoz nacionalista hindú del Partido Bharatiya Janata (BJP) de Modi, Narendra Taneja, afirmó que “esto fue inevitable debido a las nuevas y crecientes olas de contagios por la aparición de nuevas variantes en todo el mundo“. En el mismo tenor, otros cercanos al Presidente “echan la bolita” a los gobiernos estatales de relajar las medidas y tener una mal administración médica y social.

Harsh Vardhan, el Ministro de Salud, afirmó que el problema de la escasez de oxígeno era culpa de los gobiernos estatales por una mala administración y distribución. Pero el pueblo es el afectado y le reclama a Modi haber realizado campañas políticas, mítines políticos en pos de él y alentar festivales hindúes, además de haberse jactado en enero de producir y exportar una vacuna que lo dejó convaleciente para atender a los suyos.

Ramanan Laxminarayan, economista y epidemiólogo de la Universidad de Princeton que se encuentra en Nueva Delhi, afirmó que las sospechas de haber controlado la pandemia estaban muy lejos de la realidad pues “las nuevas variantes llegaron inesperadamente y llegaron fuerte al país“.

El experto en política asiática, Taneja afirmó al respecto del optimismo del Gobierno:

«Él -Modi- fue muy complaciente con su pueblo e incluso arrogante consigo mismo, pensando que la India tendría un mínimo de éxito. Los países más desarrollados, con sistemas de salud mucho más fuertes y mejores economías aún estaban luchando contra el COVID-19 cuando él ya había cantado victoria».

Para muchos, este garrafal error fue una profunda ambición política para no perder seguidores ni apoyo y creyó que haría un bien mayor al pueblo cayéndole bien que cuidándolo de los contagios. El último encierro fue calificado como el más estricto del mundo, debido a que nadie podía salir, sólo a comprar alimentos, no había transporte terrestre de larga distancia y hubo medidas coercitivas a quien violara la cuarentena impuesta. Curiosamente, pese a mantener los contagios por debajo de los 500 diarios, fue tildado de un fracaso total por los resultados económicos.

El medio informativo nacional The Caravan dijo que el grupo de expertos asesores del Gobierno no se reunieron en febrero y marzo mientras los contagios seguían incrementando. El estado del sistema sanitario está por los suelos: desde hace varios años, el presupuesto de salubridad no ha aumentado de 3,5%, quedando muy por debajo del mínimo interpuesto por el Banco Mundial que es del 10%. EU gasta 17%, además, hay 0,9 médicos por cada 1000 habitantes, el promedio mundial es de 1,6 a 2,6.

La popularidad del Presidente sin duda alguna fue clave para las acciones tomadas por el pueblo, hacer menos la gravedad de la situación en el país hizo que los habitantes se comportaran de una forma que no convenía para salir adelante. Taneja acusa directamente a Modi:

«No se puede culpar a una sola persona por la catástrofe en la que se encuentra la India. Sin duda, todos hicieron su parte, pero si usted es el primer ministro, claramente la responsabilidad principal recae sobre usted».

La situación de la India se resume en dos acciones: la tibieza del Gobierno y cómo lo tomó el Pueblo, luego de haberse quejado tras las fuertes imposiciones de cuarentena. Modi quiso conservar su popularidad y permitió muchas cosas que empeoraron la situación.

Por su parte, la dupla Pfizer/BioNTech se acercó a India para trabajar rápidamente en la aprobación y aplicación de la vacuna en su territorio. El director ejecutivo, Albert Bourla, afirmó que el acceso a la vacuna en el país es vital para ayudar en su situación. La India ha administrado el preparado Oxford-AstraZeneca, conocida como Covishield, y Covaxin, su propuesta nacional desarrollada por Bharat Biotech y el Consejo de Investigación Médica de la India, administrado por el gobierno. Además ha recibido 150 mil dosis de Sputnik-V.

La nueva variante india ha complicado mucho las cosas para sobrellevar la pandemia, no sólo en India sino en todo el mundo. La variante doble mutante ya fue detectada en México en San Luis Potosí.

Visita También
Close
Back to top button