Jóvenes intentaron ingresar a Six Flags México con subametralladora

(LeMexico) – El día de ayer, un menor de edad de 17 años y una joven de 20 fueron detenidos por elementos de la policía capitalina, por intentar ingresar al parque de diversiones Six Flags México, ubicado en la alcaldía Tlalpan, con una subametralladora y 28 cartuchos útiles.

En un comunicado, la Secretaría de Seguridad Ciudadana de la Ciudad de México (SSC) informó que personal de seguridad del parque pidió el apoyo de los uniformados para detener a estas dos personas, mismas que fueron detectadas por los arcos detectores de metal, tratando de ingresar con esta arma de fuego y con sus cartuchos.

Debido a que ninguno de estos jóvenes pudo comprobar la legal propiedad y portación del arma, ambos fueron detenidos y presentados ante el agente del Ministerio Público correspondiente, el cual determinará su situación jurídica. No obstante, hasta el momento, el parque de diversiones no ha emitido alguna declaración sobre este suceso.

¿Cómo es que este tipo de armas están entre la población?

Pese a que la Secretaría de la Defensa Nacional (Sedena), a través de la Dirección General del Registro Federal de Armas de Fuego y Control de Explosivos, es la encargada de atender los asuntos relacionados con la adquisición, posesión y portación de armas de fuego -para las personas físicas-, y de fabricación y comercialización de las mismas para las personas morales, se sabe que cada año, decenas de armas ingresan al país de forma ilegal. Por ello resulta difícil llevar un registro de cuántas de ellas están entre la población civil.

De acuerdo con el periodista Eduardo Ruiz-Healy, estas armas llegan a México mediante traficantes que las adquieren de tiendas ubicadas en estados fronterizos de la Unión Americana, como California, Arizona, Nuevo México y Texas, o también de eventos denominados “gun shows” o ferias de armas, mismos que ya forman parte de la cultura estadounidense.

El traspaso al país, según el periodista, ocurre porque “los traficantes reparten mucho dinero entre los que supuestamente los combaten en ambos lados de la frontera”.

Para poder lidiar con este problema, la semana pasada se dio a conocer que personal del Ejército mexicano tomó el control de 14 aduanas de la frontera norte, 13 en Tamaulipas y una en Nuevo León, para frenar este tráfico de armas.

Además, de acuerdo con el secretario de Defensa Nacional (Sedena) Luis Cresencio Sandoval, se buscará desarrollar un plan para tener presencia en las aduanas restantes, incluso con la adquisición y uso de nuevas tecnologías, para “identificar con mayor facilidad armas, municiones, recursos y dinero”.

Con este despliegue, según el titular de la Sedena, en un mes se lograron asegurar 50 armas y más de 3 mil cartuchos en vehículos que pretendían ingresar a México.

Sin embargo, pese al logro de esta estrategia, todavía falta mucho que hacer para poder contener el ingreso de armas por otros puntos y también para decomisar las que están en circulación en manos de delincuentes y narcotraficantes.

Visita También
Close
Back to top button