La SN8 de SpaceX, explotó en su prueba, su misión era llegar a Marte

Miércoles 10 de diciembre, alrededor de las 17 horas, tras 4, 45 minutos de vuelo, al iniciar el descenso de la SN8 de SpaceX, los motores no funcionaron como se esperaba, causando la gran tragedia.

El cohete con nombre clave SN8 y sin tripulación, despegó el día de ayer como parte de las pruebas que realiza SpaceX de su programa espacial con destino a Marte. Desde las instalaciones de la compañía de Elon Musk en Boca Chica, Texas, anunciaron que se realizaría la prueba con un vuelo corto de 12,5 kilómetros de altura.

Previo al lanzamiento, Musk mantuvo al tanto a sus seguidores y aficionados del espacio, les advirtió que era muy probable que ocurriera algún imprevisto, y así fue. El cohete de más de 50 metros de alto terminó mal en su aterrizaje.

La intención del equipo de Tesla era probar algunas maniobras de un supuesto reingreso a la atmosfera terrestre. Algunas pruebas sí lograron su cometido como el lanzamiento limpio, un ascenso con velocidad constante y un descenso horizontal. Al hacer un giro final en este proceso, donde pretendía quedar en vertical, fue cuando se complicó todo.

La nave se acercaba a la plataforma que también le sirvió de despegue, a una velocidad tal que se volvió incontrolable el reinicio de los motores que estabilizarían dicha velocidad. Por lo tanto, continúo descendiendo abruptamente, lo que causó que se estrellera. Musk publicó un tuit explicando lo que sucedió: la presión del tanque del cabezal de combustible fue baja durante la quema de aterrizaje, lo que provocó que la velocidad de toma de contacto fuera alta y RUD, que son las siglas en ingles de desmontaje rápido no programado, o coloquialmente se le dice: estrellarse.

Pero, esto no es el fin del programa espacial a la Luna y Marte de SpaceX, Starship aún cuenta con el cohete Super Heavy Booster, el SN6 y 6, están siendo diseñados y rediseñados constantemente para ser reutilizables. La clave para que esto se logre es el aterrizaje a propulsión en cada uno de sus retornos. Aún está dentro de la visión de Musk el llegar a Marte en unos 4 a 6 años.

El mensaje de SpaceX en Twitter también muestran su optimismo como organización para lograr este cometido y una gran enseñanza para la humanidad: con una prueba como esta, el éxito no se mide por el cumplimiento de objetivos específicos, sino por cuánto podemos aprender en conjunto, lo que informará y mejorará la probabilidad de éxito en el futuro.

Visita También
Close
Back to top button