“(…) tiene que haber un gran esfuerzo de la población de entender a CFE (…)”: Manuel Bartlett, titular de CFE

Pese a la contingencia por la llegada del coronavirus a México que ha parado una parte de la economía del país, CFE no sólo justifica la continuidad del pago del servicio de luz, sino que le propina a la población un aumento del 4% sólo al sector doméstico, aún con la reducción en el costo de los combustibles.

Según cifras que proporciona CFE, las tarifas de clientes con registros altos bajaron 9.8, quienes pagan $4.3 por kilowatt-hora. CFE indica que durante este cuarto mes del año los usuarios pagarán $0.837 por cada uno de los primeros 75 kilowatts-hora en el rango de consumo básico, esta cifra representa un aumento de $0.044 o por kilowatt-hora que se mantuvo durante todo el sexenio pasado.

El aumento de las tarifas se suman a las negativas por parte de CFE para hacer descuentos y postergar fechas de pagos, pues según indicó Manuel Bartlett, director de la empresa, ésta tiene el compromiso de pagar los combustibles para la generación y los salarios de sus trabajadores.

La agenda económica correspondiente a este contexto nacional no corresponde con lo que aseveró el titular de CFE: “No puede hacer condonaciones, al contrario, tiene que haber un gran esfuerzo de la población de entender que la CFE, su empresa, para garantizar la electricidad de los hospitales, de las calles, de las casas, de donde sea, es una situación vital. Deben cumplir con sus responsabilidades con la CFE”.

Back to top button