Aguascalientes: Racismo, discriminación y brutalidad policial

“Todos los seres humanos nacen libres e iguales en dignidad y derechos” (Artículo 1º de la Declaración Universal de Derechos Humanos). La palabra discriminación, en su acepción más amplia, significa dar a una persona un trato desigual, basado en motivaciones raciales, políticas o religiosas, entre otras. La discriminación encuentra su origen en la prolongación y permanencia de ciertas representaciones sociales y culturales negativas sobre aquellos que, como colectivo, se han percibido como “diferentes”.

La desinformación y el pánico generado por la crisis sanitaria ante el Covid-19 han sacado a relucir en diferentes partes del mundo casos de xenofobia y de abuso policial. Penosa y lastimosamente Aguascalientes, no fue la excepción. Ayer, 05 de abril, en el suroeste del estado, en Calvillo; pueblo mágico, se presentó un acto de discriminación.

Por la tarde, comenzó a circular por redes sociales un video que registró la detención de dos ciudadanos originarios de Haití y uno más de Francia, quienes se encontraban sentados en unas bancas después de haber comprado alimentos —señalaron los testimonios—.

Los uniformados responsables se aproximaron a los ciudadanos extranjeros, cuestionándoles su procedencia. Sin embargo, los agentes consideraron que la actitud de los foráneos no fue la pertinente, argumentando la violación a una falta administrativa. Por ello y a través del uso descomunal de la violencia y fuerza, arrestaron a los individuos, quienes, siempre se mostraron serenos y bajo ningún acto de oposición, dado que, sabían que no estaban irrumpiendo la ley.

Lo curioso e inquietante de los pobladores de la ciudad, apuntó que la detención se debió al color de piel de dos de las víctimas, personas de tez negra. Si bien las apelaciones dan cuenta de una relativa maleabilidad de las identificaciones de lo negro. Las “personas de color” o los términos que aluden a matices cromáticos como moreno u canela, conduce a encerrar a las personas negras en una representación que las “petrifica” en el interior de una “cultura” y las define en su totalidad como lo perverso, vil, nocivo, dañino o peligroso.

Horas después del suceso y que los “culpables” fueron liberados, representantes del Municipio de Calvillo compartieron un comunicado, puntualizando una sentida disculpa a los ciudadanos afectados por la lamentable postura de los oficiales.

Añadiendo, la ejecución de una condena estricta y enérgica a los provocadores, integrantes de la Policía Municipal, finalizó.

Pensar que las personas de origen extranjero son portadores o posibles focos de infección, ha provocado un sinfín de casos de discriminación. La tarea de las autoridades debiese centrarse en el patrocinio de información verídica con relación a la pandemia mundial, evitando el furor en los habitantes, no alarmarlos y causar menos preocupación. 

Se invita a las y los ciudadanos crear un ambiente reflexivo y de aceptación hacia la dimensión étnico-racial. Relacionar formas más amplias de ver la realidad y experiencias positivas de encuentro con aquellos que provienen y son de otras nacionalidades.

¿Negro y afro? No, sólo un humano que al igual que tú, exige respeto y tolerancia.

¡Alto a la discriminación!

Visita También
Close
Back to top button