Sociedad Interamericana de Prensa exige a AMLO suspender de inmediato el ataque a periodistas

(LeMexico) – La SIP se une a las peticiones hacia AMLO para que termine con el discurso contra la libertad de prensa crítica. Los periodistas no son funcionarios públicos para pedirles rendición de ingresos.

La Sociedad Interamericana de Periodistas, SIP, exhorta a Andrés Manuel López Obrador a detener de inmediato las agresiones e insultos contra los periodistas, los cuales comenzaron desde la semana pasada contra Carlos Loret de Mola y previo a él, contra la periodista Carmen Aristegui.

En su comunicado, la SIP destaca que la experiencia y la lógica nos dicta que este tipo de discursos emitidos desde la cima del poder incentivan a la violencia con la presa. Al día de hoy, México es el país dónde es más peligroso ejercer este oficio.

Directivos de dicha Sociedad, sin fines de lucro, reiteran su petición formal al titular del ejecutivo para que suspenda esta práctica dañina, pues la violencia en nuestro país es la mayor amenaza contra la libertad de prensa. El presidente de Libertad de Prensa e Información de la SIP, Carlos Jornet, declaró que la exhibición de los ingresos verídicos o no del periodista Loret de Mola es un ejemplo de una actitud vengativa de López Obrador.

Jornet se desempeña también como director del medio La Voz del Interior, en Argentina. Reitera que los comentarios del presidente, es una escalada de ataques a periodistas y medios que se atreven a cuestionar su administración y los resultados que en esta se han dado o no, difundiendo información delicada y que él toma como venganza. Con esto no hace más que invitar a ejercer la violencia en contra de los periodistas.

Jorge Canahuati, presidente de la Sociedad Interamericana de Periodistas, califica las acciones del presidente como estigmatizantes en contra de los medios, además de peligrosa y abusiva desde la silla presidencial. Pone en riesgo la seguridad de los compañeros ya mencionados y posibles futuros blancos de la venganza irracional presidencial.

Tampoco debemos olvidar que se está haciendo uso del erario público para llevar a cabo los ataques en contra del periodismo. Si bien ha sido el único presidente que aparece a diario a rendir cuentas de su gobierno, se desvía por completo de su misma intención, pues entre la exhibición pública en contra de quienes cuestionan su mandato. Los otros datos, dar rodeos a temas directos que se le cuestionan y el pronunciarse a favor o en contra de determinados movimientos a los que finalmente no se les da seguimiento terminan siendo Las Mañaneras, un derroche de innecesario de recursos, dándole un mal uso a los inmuebles federales.

Si hablamos de verdadera austeridad y eficiencia al gobernar, AMLO podría tomar el ejemplo de Jarcita Arden, primera ministra de Nueva Zelanda que en un video de solo 2 minutos dio su informe de gobierno. Inclusive el Partido Acción Nacional, en San Lázaro, lanzó una serie de iniciativas, una de ellas es la prohibición de las conferencias electorales matutinas, por lo menos en periodos electorales, así lo declaró el líder del PAN, Jorge Romero.

La realidad es que no se pueden presentar avances concretos y reales de un día para otro. Quizá la periodicidad de la rendición de cuentas de AMLO debe ser en periodos más prolongados y que verdaderamente se muestren avances, no ataques públicos a la prensa y políticos.

Desde principios de enero, Canahuati y Jornet enviaron al presidente una carta con la consigna de que la denigración de la prensa desde el poder no es un juego dialéctico, y menos aún en estas horas oscuras que vive México con esta ola de violencia. Con estos antecedentes, López Obrador se dijo confundido y sin saber por qué algunos sectores de la población se ofendieron ante la revelación de la información personal y privada del periodista.

El desentenderse de la responsabilidad de nuestros actos, son señales de un ser indigno.

Visita También
Close
Back to top button