Liguilla de 12 equipos

(LeMexico) – A partir del Apertura 2020 se decidió que después del torneo regular, los equipos en las posiciones del 5 al 12 clasificarían a una especie de reclasificación, mientras que los primeros cuatro lugares pasarían directamente a cuartos de final de la liguilla. Esta decisión tuvo críticas mezcladas pero por lo general negativas. En una liga con 18 equipos, se juegan 17 jornadas de torneo regular sólo para eliminar a seis equipos que no entrarían en la postemporada.

Si a esto le sumamos la decisión de que se haya eliminado el descenso a una segunda división, tenemos como resultado una liga donde una derrota, o incluso una serie de derrotas consecutivas, no es tan grave. Por ejemplo, en esta temporada, los Pumas se la han pasado cerca del sótano de la tabla durante todo el torneo, ganando tan solo un juego en once partidos. Sin embargo, con una pequeña racha en estas últimas jornadas, ya se encuentra a un paso de la zona de clasificación. Con dos jornadas por jugarse, sólo hay un equipo que no aspira a la reclasificación, los Xolos de Tijuana. El Querétaro, actualmente en penúltimo lugar con 15 puntos y a dos partidos de terminar la fase regular, depende de sí mismo para meterse en la reclasificación.

Otro ejemplo insólito es el del Monterrey que, tras un torneo medianamente bueno, carga en este momento con una racha negativa de cuatro derrotas consecutivas. En otra situación, esto ya los hubiera podido sacar de la zona importante. Sin embargo, se encuentran en la posición 7 (en zona de clasificación con ventaja de cerrar en casa) y con dos juegos por jugarse aún aspiran a un puesto directo en la primeras cuatro posiciones. También, está el caso del Toluca, que no ha ganado en los último 6 encuentros pero se mantiene en tercer lugar. En estas dos últimas jornadas, 12 equipos pelearían por las posiciones de la segunda a la cuarta para buscar clasificarse directamente.

Este par de decisiones han propiciado un futbol mediocre en la Liga MX, donde se le ha quitado la urgencia a los equipos por sacar los resultados que necesitan. El único equipo que ha mostrado contundencia en cuanto a conseguir las victorias ha sido el América, que lidera con 12 puntos de diferencia del segundo lugar.

Los defensores de esta decisión argumentan que se le da la oportunidad a equipos de recuperarse al final del torneo y que así no dejan de seguir peleando o que se le da más oportunidad a equipos que no son frecuentas en la liguilla para clasificarse. También aumenta la probabilidad de sorpresas en la liguilla. Sin embargo, podría ser injusto para un equipo que trabajó duro toda la temporada para mantenerse en una posición alta ser eliminado por uno que clasificó “de panzazo” debido al factor sorpresa y otros factores que pueden influir como lesiones, mal arbitraje, etc.

Por lo pronto, parece que en el futuro regresará el descenso y ascenso a una segunda división, pero la liguilla al momento seguirá siendo con 12 equipos.

Visita También
Close
Back to top button