Bolsonaro veta distribución gratuita de toallas higiénicas y es señalado como misógino

(LeMexico) – “No voy a crear ni a aumentar impuestos para financiar esto”. El presidente de Brasil, Jair Bolsonaro, sumó una acusación de misoginia por el veto a una ley que busca la distribución gratuita de toallas higiénicas.

Bolsonaro, un hombre que trata de manera inferior a las mujeres, hace “bromas” o realiza comentarios groseros y humillantes hacia ellas, hoy dice no a la propuesta en un país donde miles de mujeres pobres no tienen acceso a este tipo de productos. El veto del presidente a una ley que busca la distribución gratuita de toallas higiénicas ha provocado un alboroto en Brasil.

La etiqueta “#LivreParaMenstruar” (Libre para menstruar) está desde hace una semana en las redes sociales, con el apoyo de varias celebridades que se unieron a las críticas al veto presidencial del 7 de octubre.

Cualquier autoridad debe garantizar, por todos los medios y en un tiempo razonable, el derecho de las mujeres al acceso de una salud digna y a formar parte o base de los asuntos públicos, incluida la toma de decisiones que se perfilen en aras de su bienestar.

El mandatario está dejando de lado el implementar políticas para prevenir, sancionar y erradicar la violencia contra las mujeres. No obstante, está actitud no es de asombrarse, pues el presidente de Brasil se ha caracterizado por una actitud machista y poco empática hacia la población femenina.

“Bolsonaro muestra que no tiene ni una pizca de sensibilidad con las mujeres. Él deja clara toda su misoginia con ese veto. No podemos callarnos, pues estamos hablando de la vida, de la dignidad de miles de mujeres. Ese veto es un atentado contra todas nosotras”.

Marilia Arraes, diputada de izquierda, tras la respuesta del ultraderechista Bolsonaro, quien aseveró en retirar fondos del presupuesto de salud o educación

Es cierto que todo ente político tiene la obligación de velar por la igualdad de oportunidades y la paridad para el acceso a la salud para mujeres, en otras palabras, impartir justicia de manera completa e igualitaria. De ello que la población y colectivas feministas externaran su disgusto hacia la postura del presidente.

De acuerdo con la filial brasileña de Girl Up, una ONG fundada por la ONU en 2010, una de cada cuatro adolescentes del país debe ausentarse de la escuela varios días al mes por no poder “tener su periodo con dignidad.

Los derechos humanos son los derechos que todos debiésemos disfrutar y la menstruación está intrínsecamente relacionada con la dignidad humana. Cuando las personas no pueden obtener instalaciones sanitarias seguras y métodos de control de la higiene menstrual adecuados y eficaces, no pueden manejar su menstruación con decencia u honra.

Bolsonaro, quien se ha distinguido por mostrar empatía hacia temas de desigualdad de género, la pobreza extrema, las crisis humanitarias y un círculo vicioso patriarcal, está convirtiendo la menstruación en una etapa de vergüenza y privación, socavando el disfrute de los derechos humanos básicos para las mujeres.

#PorUnPeriodoConDignidad

Visita También
Close
Back to top button