Fallece Pifas, ex boxeador y dueño de la célebre pulquería La Hija de los Apaches

(LeMexico) – Este fin de semana trascendió la noticia del fallecimiento de Epifanio Leyva Ortega, mejor conocido como “Pifas”, ex boxeador y dueño de la legendaria pulquería La Hija de los Apaches, a los 84 años de edad.

Dicho anuncio se confirmó el día de ayer, mediante una publicación en la página de Facebook de dicho establecimiento, la cual menciona que el “viaje del gran Pifas concluyó”, dejando a quienes lo acompañaron en el “tren de su vida”, algo con qué recordarlo, así como un legado y una leyenda. No obstante, no se especificó la causa de su muerte.

¿Quién fue Pifas?

Epifanio Leyva Ortega, Pifas, oriundo de la colonia Santa María La Ribera de la Ciudad de México, nació un 1 de abril de 1939. Desde niño le interesó el box debido a que debía defenderse para que no lo agarraran de “barco”. No obstante, su paso por los cuadriláteros fue fugaz a causa de su pasión por el pulque.

En 1970, Pifas cambió los guantes por la jícara, incorporándose a la Hija de los Apaches, la cual desde 2009 está ubicada a la vuelta de la Arena México, en la colonia Doctores. De acuerdo con una entrevista para Notimex, Pifas señala que en ese entonces vendía hasta 15 barriles de 250 litros diarios, debido a que incorporó “curados” de sabores “fuera de lo normal”.

A su vez, tras su retiro del box, Epifanio formó parte de la Asociación Mutualista de Ex Boxeadores de la República Mexicana, organización encargada de apoyar a pugilistas retirados con una complicada situación económica.

Fuera del ring, Pifas también batalló con la “cacería de brujas pulquera”, ya que desde que ingresó a la industria de “la bebida de los dioses”, tuvo que lidiar con multas y clausuras, dejando atrás diversas pulquerías que gestionaba como La Quinta Parranda, La Bola, La Capulina y La Línea de Fuego. A su vez, hace unos años, el ex boxeador sufrió una embolia que lo retiró también del consumo del pulque.

Finalmente, la resistencia de Pifas y su familia por mantener su negocio, derivó en la popularidad que hoy tiene La Hija de los Apaches, la cual es punto de encuentro para jóvenes, ex boxeadores, músicos y todo aquel admirador del pulque, tanto por los curados, como por el ambiente.

Desde la redacción de LeMexico le deseamos buen viaje a Pifas y que disfrute ahora, en compañía de los dioses, de esta bebida sagrada.

Visita También
Close
Back to top button