Como en el Amazonas: gobierno solapa la deforestación hecha por los menonitas en Campeche y, por ahora, la detiene

(LeMexico) – Desde su llegada en la década de los 80s a Campeche, menonitas de Zacatecas, Tamaulipas, Durango y Chihuahua devastaron más de 760 mil hectáreas para agricultura mecanizada, agrotóxicos y cultivos transgénicos.

La deforestación en Campeche tuvo una pausa gracias a los acuerdos entre el Gobierno Federal y las 9 comunidades menonitas de esa entidad. En esta reunión, participaron el coordinador del Centro de Educación y capacitación para el Desarrollo sustentable, Agustín Ávila Romero, el titular de la Promotoría de Desarrollo Forestal de la Conafor, el director de la Conagua estatal Francisco Zebadúa, la directora general de la Cooperación Internacional de la Agencia de Seguridad, Energía y Ambiente, por parte de la Semarnat César Romero, de la Profepa Carmen Senda Acosta; de la Secretaría de Bienestar, Katia Meave Ferniza, por parte de la Guardia Nacional Mario Escalante y de la Secretaría de Marina Luis Bravo Cardoza; por la parte menonita, los gobernadores de las comunidades de Santa Fe, Nuevo Progreso, Chavi, Santa Rosa, Nuevo Durango, Yalnón, Valle Nuevo, Trinidad y temporal.

Las denuncias por la deforestación de estas comunidades, fueron hechas por los mayas desde hace 20 años, de acuerdo con el Consejo Civil Mexicano para la Silvicultura Sostenible, iniciando en Hopelchén, que es la comunidad con más menonitas al sur del país. Llegaron al estado con una agricultura mecanizada masiva e invasiva, haciendo uso de agroquímicos para sembrar en grandes cantidades a escala, el cual daña el sistema hidrológico de la región y a los apicultores, afectando directamente a sus polinizadores.

Esto está plasmado en el documental ¿Qué le paso a las abejas? Sus sembradíos son en su mayoría de maíz y soya transgénicos, además de tener sistemas de producción a base de carbón, generando aun más daño en el medio ambiente, llevando a la deforestación al estado.

Los mexicanos no hemos dejado de ser invadidos, de alguna forma u otra llega de Europa la fuerza invasiva a querer someternos. Es lo que pasó en esta región con este pueblo originario de Rusia, llegaron a los montes de los mayas, que lo vieron como algo inofensivo. Rápidamente los menonitas comenzaron a derribar los árboles y a traer maquinarias, animales y a sembrar, se dieron cuenta de la invasión y el delito, el gobierno no les hizo caso hasta ahora.

Parte de los acuerdos, es regular la tenencia de tierras, como los que invadieron en el Amazonas agricultores y mineros ilegales, así van a regularizar la tierra invadida por esta comunidad, dándole certidumbre a las comunidades mayas sobre su propiedad agraria en los procesos de compraventa.

El acuerdo más importante es que se comprometieron a detener toda aquella actividad de deforestación de la selva Maya y a hacer una transición de su producción a una más amigable con la naturaleza, apoyados por la Semarnat para regularizar y legalizar sus actividades productivas. De cualquier manera, las autoridades se comprometieron a estudiar las denuncias penales y administrativas que hay contra los menonitas, para pedirles acciones de mitigación y reparación de daño ambiental. Por ello, el primero de septiembre, habrá nuevamente una mesa de trabajo, en donde continuará la colaboración mutua con la condición de que se lleven a cabo sin castigo penal.

Campeche tiene la mayor perdida en todo el país de cuerpos arbóreos, con 80,900 hectáreas, le sigue Quintana Roo con 55,500 hectáreas, después Chiapas con 47,500 y Yucatán con 22,400 hectáreas, derivadas de actividades ganaderas o industriales, por supuesto invasivas en esta región. En el estado, los municipios más afectados por los menonitas son Hopelchén con 26,900 hectáreas, Carmen con 23,600 hectáreas y Champotón con 18,800 hectáreas.

Visita También
Close
Back to top button