Hoy festejamos el día de los bosques inundados con agua salada: los manglares

(LeMexico) – Los manglares son menospreciados al considerárseles sucios, pero son de un valor incuantificable, ya que no sólo hay mosquitos y especies rastreras ocultas, son clave para el combate del cambio climático.

Son el amortiguador contra las tormentas tropicales y huracanes, los manglares están llenos de vida. Por estas razones, es que se aprecia mucho su existencia en las zonas tropicales. En nuestro país, los manglares están presentes en 17 estados de la republica con litoral y la mayor parte se encuentra en el estado de Quintana Roo y Baja California Sur. La última medición de estos árboles en el 2020, arrojó que hay 905,086 hectáreas de esta especie.

Tenemos en México 5 variantes de manglar: el mangle negro Avicennia germinans, blanco Laguncularia racemosa, rojo Rhizophora mangle, el mangle botoncillo Conocarpus erectus y el Rhizophora harrisonii, este último exclusivo de Chiapas. Son un ecosistema de bosques y humedales, conformado por arbustos, árboles y follaje sobre agua salina o salobre, en dónde las raíces se anclan debajo del agua en sedimentos subterráneos y se extienden a lo largo de la superficie terrestre, es por ello que nos sirven de barrera natural.

Las especies vegetales que en ellos se desarrollan son sumamente adaptables a cualquier tipo de condición, por muy difícil que esta sea. Además, brindan un refugio para especies animales como cangrejos, aves y peces que los utilizan como zonas de apareamiento. Y por si fuera poco, con todos estos servicios naturales que brindan, un grupo de investigadores descubrió hace una década que son capaces de capturar carbono azul, que es el dióxido de carbono cuando lo dejan atrapado en los sedimentos de los océanos, humedales y mares, con una capacidad de absorción 5 veces mayor a la de las selvas tropicales.

Como es costumbre, la mano del hombre a veces no conoce límites y, en los últimos años, hemos perdido importantes cantidades de territorio de manglar a mano de la industria turística, maderera, de sobre explotación de ostras, aves, cangrejos y peces, y de la construcción privada y federal que se aferra en atravesar por en medio del hogar de miles de animales, plantas, de la gran biodiversidad que en los manglares hay. Esto, sin que las autoridades defiendan el patrimonio natural de los mexicanos.

El Fondo Mundial para la Naturaleza, el WWF por sus siglas en inglés, anunció un cuantioso donativo por parte de Jeff Bezos para recuperar manglares en nuestro país. Por medio de su fundación Bezos Earth Fund, del fundador de Amazon, se llevará a cabo un programa de restauración de los manglares de Quintana Roo, Yucatán y Nayarit, que se llevará a cabo en los próximos 5 años. Las zonas en específico serán: el Área de Protección de Flora y Fauna Yum Balam de Quintana Roo, la Reserva de la Biósfera Río Lagartos y la Reserva Estatal Dzilam de Yucatán y la región de Marismas Nacionales de Nayarit.

Visita También
Close
Back to top button