Millones de animales mueren cocinados por la ola de calor en Canadá, las pérdidas de quien nadie habla

(LeMexico) – Estrellas de mar, ostras, mejillones y otros animales marinos están perdiendo la vida debido a las altas temperaturas que están experimentado en el hemisferio norte, que sobrepasan los 40°C.

Las playas Kitsilano, en Canadá, se llenaron de cadáveres de animales marinos. Mil millones de ellos plagados en la playa, muertos por el nunca antes visto calor en estas zonas del planeta. Al no estar adaptadas a tan altas temperaturas del mar, lo animales han perecido. Esto sucedió inicialmente en el pueblo costero de Lytton, donde también animales terrestres se enfrentaron a los incendios forestales, mientras las vidas humanas eran evacuadas para ponerlas a salvo.

La estimación de las autoridades es que de entre junio, que fue cuando inicio la ola de calor, a lo que va de julio, han muerto mil millones de animales. Pudieron percibir estas pérdidas debido a que en las altas rodas que han emergido del mar a la playa, los caracoles y estrellas de mar, moluscos, mejillones y almejas expedían un olor penetrante de descomposición. Desde el hirviente mar, terminaron en la playa.

De la Universidad de Columbia Británica, enviaron expertos, entre ellos el biólogo marino, Cris Harley, quien explicó a los medios que, tristemente, estos fenómenos se seguirán dando en los mares del norte, donde los animales costeros no están acostumbrados a las altas temperaturas y el acelerado calentamiento global se está haciendo presente ya, sin dar un tiempo natural a la adaptación, así que se seguirán perdiendo millones de vidas marinas, en su mayoría en las Colonia Británica.

La catástrofe ecológica es sísmica, responde de manera similar a las muertes humanas que se han dado debido a la ola de calor, las cuales también siguen al alza, con un epicentro de calor que hace reverberación ondular en el hemisferio norte. El desequilibrio ecológico continuará perdiéndose de permanecer la tendencia catastrófica de incremento de temperatura.

¿Y por qué en la Columbia Británica habrá más perdidas? Bueno, la semana pasada registraron temperaturas de hasta casi 50° centígrados, en Vancouver fueron superiores a los 40° centígrados. En ambas entidades se dieron pérdidas humanas y, si un organismo humano no aguanta estas altas temperaturas, mucho menos los animales marinos con concha, se cocinan dentro de ellas.

Los mejillones y conchas pueden aguantar hasta 30° centígrados, por sí solos no pueden desplazarse lejos del abrasador mar, así que son como un niño pequeño dentro de un automóvil en un día caluroso. Se quedan atrapados en la arena mientras el vaivén del mar los alcanza, regresando en las olas sus cadáveres a la arena. Las especies grandes como leones marinos y osos polares no están exentas de sufrir golpes de calor y, con ello, muertes súbitas, pero hasta el momento los expertos no han dado reporte alguno de cuántas vidas árticas se han perdido. Esperemos sean cifras mínimas.

Visita También
Close
Back to top button