“Yo vengo de una familia que me inculcó valores”: Pedro Castillo dice no al aborto y matrimonio igualitario

(LeMexico) – El profesor rural y ex líder sindical peruano afirmó que su gobierno será dirigido con valores familiares.

Pedro Castillo parece acariciar ya la Presidencia de Perú y afirmó contundentemente: «Yo vengo de una familia que me ha inculcado valores y me ha criado con las uñas cortadas y eso lo voy a trasladar a mi pueblo», dejando clara su posición acerca del aborto y el matrimonio igualitario, desechando la presión e imposición que el tema trae consigo. Además, afirmó que la eutanasia y el consumo de marihuana no será permitido en su Gobierno.

Pedro Castillo fue conocido hace cuatro años como líder de la huelga nacional y desde ese momento dejó claras sus posturas con respecto al tema, apoyándose en los pasajes de la Biblia que concuerda con los códigos y leyes morales encontrados en el Código de Hammurabi, cincelado hacia el 1700 antes de nuestra era. Aunque Castillo afirmó que su Gobierno no será impositivo, «Vamos a trasladar a la Asamblea Nacional Constituyente que se debata, pero personalmente no estoy de acuerdo» así mismo habló de la eutanasia, el matrimonio igualitario y el consumo de marihuana.

«¿La eutanasia? También que se traslade pero tampoco estoy de acuerdo. ¿El matrimonio igualitario para personas del mismo sexo? Peor todavía. Primero la familia. Estas dos instituciones, que son la familia y la escuela, deben ir de la mano (…) ¿Legalizar la marihuana? Por supuesto que no. Al contrario. Lo que tenemos que hacer es que con todos los derechos constitucionales y las organizaciones… vamos a ver de qué manera contribuimos al Perú para que la riqueza del país sea para todos los peruanos».

Además, concluyó que por sobre todas las cosas primero está la familia, el pueblo y el país que le “ha parido para defenderlo“.

Su contraparte, Keiko Fujimori, mantiene los mismos ideales, dotando al Perú, gane quien gane, el perfil conservador y legal rechazando la legislación progresista LGBTQI+ a favor de estas ideas. Fujimori es católica, igual que Castillo, cuya esposa es evangélica. Pese a que las diferencias económicas son muy diferentes, ambos presentan amplias y contundentes coincidencias con respecto a temas que forman parte de la agenda del siglo XXI en muchos países. Ambos presentan un muy detallo cuestionamiento a la educación sexual enfatizado en el género incluido en los sistemas educativos Federales.

En Chile ocurrió algo impensado, Sebastián Piñera, presidente de Chile, ha declarado su apoyo al matrimonio igualitario. Esto, en la recta final de su mandato. El anuncio hecho la semana pasada en el último mensaje ante el Congreso sorprendió a todos debido a su postura derechista. Pero todos creen que Piñera ha hecho lo que hasta ahora han hecho todos sus homólogos en diferentes países del mundo, e incluso marcas que, curiosamente en estas fechas y por temporada, apoyan al colectivo LGBTQI+: Piñera quiere prolongar su mandato asiéndose de un eje rector social distintivo, pues claro, a nada de las elecciones y precampañas, cualquier estrategia es buena. Los comentarios en Twitter no se han dejado esperar con el mensaje “¡No te creemos Piñera, ni queremos que nos ocupes como distractor!“.

Piñera ha sido tildado de oportunista y lanza humo; y es que la declaración y decisión inesperada pudo deberse al 72% de desaprobación de su Gobierno. Chile era conocida por ser una de las sociedades más conservadoras en Latinoamericana, pero la última encuesta arrojó que 65% de su población apoya la adopción monoparental, 76% están a favor de la eutanasia, 72% apoyan el aborto en tres causales: violación, peligro de vida de la madre o inviabilidad del feto y 43% avala el aborto sin restricciones hasta la semana 12 del desarrollo del bebé, 68% de los chilenos apoyan el cambio de identidad de género de personas mayores de edad, 44% esperan la legalización de la marihuana con fines recreativos para mayores de edad y 22% apoyan el derecho de una persona a quitarse la vida.

Sin duda alguna, un movimiento arriesgado para Piñera que posiblemente le salga muy mal. Pudo tener un buen plan, pero una muy mala e inoportuna ejecución.

Visita También
Close
Back to top button