La Fórmula 1 regresa a Mónaco dos años después, tras confinamiento por COVID

(LeMexico) – Cancelado en 2020 debido a la pandemia por Coronavirus, el Gran Premio de Mónaco es uno de los eventos legendarios en el calendario automovilístico. Regresará al estadio de jueves a domingo, con 7,500 espectadores autorizados a ver ‘in situ’ la quinta prueba del Mundial de Fórmula 1.

Louis Hamilton (Mercedes) ganó el campeonato final en el trazado urbano de Montecarlo en 2019 y sigue siendo el favorito para ganar el campeonato.

En la clasificación mundialista, anotó 14 puntos más que el holandés Max Verstappen (Red Bull), por lo que el inglés de 36 años parece encaminarse hacia el octavo título mundial, que es un récord en la disciplina.

Después de ganar tres de las cuatro primeras carreras de este año (Bahréin, Portugal y España), Hamilton alcanzó las 100 “poles” en Montemelo (cerca de Barcelona). Para conseguir 100 victorias de GP, deberá esperar al menos el 6 de junio en Azerbaiyán, porque el circuito catalán es su 98ª victoria en la máxima disciplina del automovilismo.

El Campeonato Mundial de Fórmula 1 ha crecido exponencialmente en 70 años, se ha convertido en uno de los deportes más populares del mundo y la industria vale miles de millones de dólares.

Durante este período, tuvo una extraña y tensa relación con la industria automotriz. Los fabricantes comenzaron a participar en este deporte, intentaron usarlo para sus propias necesidades y luego se fueron, ¿pero por qué? A diferencia de los turismos, los coches de rally o los deportivos, los pilotos de F1 nunca confían en los coches de carretera, siempre han dejado su huella en milagros tecnológicos de vanguardia. A medida que los equipos y los fabricantes intentan encontrar velocidad en la pista, las diferencias entre los coches son aún mayores.

En suma, en el siglo XXI, el auge de la poderosa tecnología de computación y simulación condujo a una aerodinámica cada vez más compleja y a un mayor impulso hacia nuevos y audaces materiales, introduciendo trenes de potencia híbridos. Lo que significa que la tecnología F1 forja una conexión verdadera entre el piloto y el vehículo, así como un gran espectáculo para los fanáticos de la adrenalina y lujos.

Visita También
Close
Back to top button