Asesinan a empresario y a trabajador queretanos en estacionamiento del hospital Ángeles Lindavista de la CDMX

(LeMexico) – La noche de ayer se registró una balacera en el estacionamiento del Hospital Ángeles Lindavista de la alcaldía Gustavo A. Madero, la cual dejó dos personas fallecidas. Las víctimas eran originarias de Querétaro.

De acuerdo con los primeros reportes de testigos, alrededor de las 8 de la noche, un sujeto disparó contra dos hombres que presuntamente se encaminaban a una camioneta negra aparcada en el estacionamiento del nosocomio. Por ello, las víctimas quedaron tendidas en una jardinera. Sin embargo, a pesar de que uno de ellos sobrevivió al ataque, minutos después falleció dentro del mismo hospital, por su estado grave.

Según el reportero Carlos Jiménez, las dos personas que perdieron la vida eran Isaías Núñez, un empresario queretano de 37 años y dueño de una compañía de transportes en aquella entidad; y Francisco Yair, trabajador de esta misma empresa, de 26 años de edad.

Asimismo, el reportero informó en redes sociales que Isaías Núñez había acudido al hospital a recoger a su hija, quien tenía 4 días internada y ayer fue dada de alta. Pero un hombre en motocicleta lo interceptó a él y a su trabajador, asesinándolos en el estacionamiento.

Por estos hechos, la policía capitalina busca a los responsables de este ataque, los cuales huyeron en un vehículo y una moto. En tanto que la Fiscalía General de Justicia (FGJ) de la Ciudad de México inició una carpeta de investigación por el delito de homicidio y lesiones, ambos dolosos.

De acuerdo con una testigo entrevistada por la policía, se trató “de una agresión directa”, pues el empresario queretano recibió un impacto en la nuca, mientras que su trabajador recibió impactos en cráneo y tórax.

Finalmente, pese al operativo desplegado por parte del personal de la Secretaría de Seguridad Ciudadana (SSC) de la Ciudad de México, y de elementos de la Policía de Investigación de la Fiscalía en inmediaciones del hospital, para dar con los agresores. Hasta el momento no hay detenidos.

Back to top button