La alcaldesa del municipio oaxaqueño de Asunción Nochixtlán, Lizbeth Victoria Huerta, fue detenida por el delito de desaparición

(LeMexico) – La alcaldesa del municipio oaxaqueño de Asunción Nochixtlán, Lizbeth Victoria Huerta, fue detenida este viernes por el delito de desaparición forzada de la activista binacional Claudia Uruchurtu Cruz. La activista permanece desaparecida desde el 26 de marzo, luego de participar en una manifestación a las afueras del palacio municipal de aquella localidad, donde se denunciaban actos de corrupción por parte de la edil.

A través de un boletín de prensa, la Fiscalía General del estado de Oaxaca informó que Agentes Estatales de Investigación y personal de la Sedena aseguraron a la alcaldesa morenistas y a otros dos funcionarios identificados como J.R.M.M. y J.A.H.M, los cuales serán presentados ante el Juez de Control, quien determinará su situación jurídica en las próximas horas.

Asimismo, el comunicado expresa que tras la desaparición de Uruchurtu, quien posee las nacionalidades mexicana e inglesa, se iniciaron labores de investigación con perspectiva de género para priorizar las necesidades particulares de la víctima y víctimas indirectas, y apegadas a los protocolos internacionales adoptados por el Estado Mexicano en materia de búsqueda y localización de personas desaparecidas.

Previamente, los familiares de la activista habían denunciado a medios lentitud y falta de avances en la investigación, pues la Fiscalía estatal tardó 10 días en emitir la ficha de búsqueda para Claudia. Por ello, decidieron crear por su cuenta el correo electrónico [email protected], para que la ciudadanía pueda aportar datos que permitan dar con su paradero.

Del mismo modo, Elizabeth Uruchurtu, hermana de la activista consideró que este caso debería calificarse como un crimen de género y así darle prioridad.

Por otra parte, legisladores del parlamento británico exhortaron el mes pasado al gobierno mexicano a realizar una exhaustiva investigación y búsqueda de Claudia, petición que fue enviada al canciller Marcelo Ebrard. De la misma manera, los legisladores de aquel país advirtieron su preocupación por la seguridad e integridad de la activista quien, según un documento firmado por ellos, “fue levantada por sujetos desconocidos por la fuerza a una camioneta de color rojo, luego de participar en una protesta contra la alcaldesa de Nochixtlán“.

Así también, el Comité de Víctimas de Desaparición Forzada de la ONU emitió una acción urgente al gobierno mexicano para esclarecer el caso, exigiendo una indagatoria imparcial, con perspectiva de género y una búsqueda exhaustiva de Claudia.

Finalmente, de acuerdo a los testimonios de los familiares de la víctima, la activista protestaba por el abuso de autoridad y represión que sufrió un vecino y empresario de la zona por parte de la policía municipal. De la misma manera, han señalado que el caso de Claudia es el primero de desaparición forzada en el país desde que asumió el poder la “Cuarta Transformación” y solicitaron la intervención de la Comisión Interamericana de los Derechos Humanos (CIDH).

Back to top button