Educar sobre el clima para preparar a una fuerza laboral capaz de resolver la crisis climática y lograr un futuro sostenible: OIT

(LeMexico) – Con motivo del Día de la Tierra, la Organización Internacional del Trabajo (OIT) ha declarado en un comunicado que para transitar a una economía sin emisiones de carbono “se requerirán de nuevas competencias, formación, y cualificaciones”. Además, se tendrán que crear nuevos empleos, desaparecer otros y adaptar a unos más, por lo que la educación sobre el clima resulta una “prioridad para la fuerza de trabajo actual y la futura”, a fin de lograr dicha transición.

Este organismo internacional señala que es necesario preparar a los jóvenes en torno a la educación y la sensibilización sobre el clima, con el fin de habilitarlos para que “resuelvan la crisis del clima y desarrollen las competencias, el optimismo y decidan liderar el movimiento ecologista de mañana”.

“La educación y la sensibilización sobre el clima son fundamentales para lograr una transición justa hacia economías verdes que garanticen un futuro sostenible para las generaciones actuales y las del futuro”.

Guy Ryder, Director General de la OIT

La OIT, que ha urgido a adoptar medidas contra el cambio climático a nivel mundial, también ha estimado que “el aumento de las temperaturas a causa del cambio climático podría provocar la pérdida de 80 millones de empleos de aquí a 2030”, siendo los países más pobres los más afectados, por lo que la “adopción de medidas ambiciosas dirigidas a combatir el cambio climático podría crear más y mejores trabajos”.

Asimismo, la OIT considera que gracias a la aplicación de medidas en el sector de la energía podrían crearse 18 millones de empleos netos para ese año.

Pero también argumenta que, para que las empresas cuenten con trabajadores bien formados y con competencias adecuadas para reducir la intensidad de carbono de la producción, será necesario que éstas inviertan en prepararlos para este cambio, “convirtiendo el lugar de trabajo en un lugar de aprendizaje permanente en la transición ecológica”.

Del mismo modo, el organismo apunta que el diálogo social es una “herramienta esencial” capaz de garantizar una modificación sin dificultades en la formación de competencias profesionales, así como de facilitar la movilidad de los trabajadores y de garantizarles a éstos la protección social que requieren, “en un mundo del trabajo en rápida evolución”.

Al final de este anuncio, la OIT expresa que “sólo las herramientas educativas apropiadas prepararán a la fuerza de trabajo actual y a la futura para hacer frente a los desafíos planteados por el cambio climático”.

Empleos Verdes

En los últimos años, la OIT, encargada de establecer normas, políticas y programas para promover el trabajo decente, ha puesto el foco en los “empleos verdes”, mismos que se encuentran tanto en sectores tradicionales, como en los nuevos y emergentes, y que ayudan a:

  • Mejorar la eficiencia energética y de las materias primas
  • Limitar las emisiones de gases de efecto invernadero
  • Minimizar los residuos y la contaminación.
  • Proteger y restaurar ecosistemas
  • Apoyar la adaptación a los efectos del cambio climático

A nivel empresarial, estos empleos pueden producir bienes o servicios que beneficien al medio ambiente, como edificios verdes o transporte limpio.

Sin embargo, como los productos y servicios “ecológicos” creados suelen no siempre generarse con tecnologías o procesos de producción ecológicos, los empleos verdes también pueden distinguirse por su contribución a procesos más respetuosos con el medio ambiente, como la reducción en el consumo de agua o en la mejora de los sistemas de reciclaje.

Mediante un programa de promoción de estos empleos verdes, la OIT busca que los mismos ayuden a aumentar la resiliencia climática de países y comunidades. Además, considera que, con un diseño y gestión correcta, estos empleos pueden fomentar la inclusión social, la igualdad de género y contribuir a la erradicación de la pobreza.

Por ello, el organismo ha estado orientando a gobiernos y empresas para crear, desarrollar y compartir capacidades, habilidades y conocimientos para la generación de políticas y prácticas ecológicas que permitan transiciones justas hacia economías sostenibles y bajas en carbono.

Visita También
Close
Back to top button