Clima invernal récord en EUA causa apagón en Coahuila, Tamaulipas, Chihuahua y Nuevo León

(LeMexico) – Este lunes se llegó a temperaturas bajo cero brutales, afectando particularmente el estado de Texas en EUA. Desde la mañana hay 2,5 millones de habitantes sin electricidad.

Aeropuertos cerrados, la mitad del estado texano está bajo la nieve, en algunos condados, el grosor del hielo es de hasta 20 centímetros. Desde 1898, no les azotaba una tormenta invernal igual, siete estados, además de Texas están en emergencia: Mississippi, Kentucky, Kansas, Oklahoma, Alabama y Oregón. Las autoridades piden a los ciudadanos refugiarse en sus casas.

Los aeropuertos internacionales Bush Intercontinental y Houston Hobby están cerrados por la tormenta. Es el séptimo día con más nieve registrada que no solo afecto a territorio estadounidense. Texas limita con estados fronterizos mexicanos, los cuales sufrieron también las inclemencias del tiempo, quedándose de igual forma sin energía eléctrica.

Esto se debe a que los texanos dejaron de su ministrar gas natural, por el congelamiento de los ductos, dio a conocer la CFE, organismo que recibió miles de quejas de los afectados. En Nuevo León, Saltillo, Chihuahua, Durango y Sonora, la entidad mexicana de energía está ya inyectando gas de reserva proveniente de centrales estratégicas en el norte de México.

CFE expuso que hubo una caída en la oferta de energías eléctricas renovables y de gas natural, razón por la cual, desde el pasado viernes 12, ha habido cortes de luz. La Cenace solicitó la declaratoria de alerta operativa proveniente de Texas debido al incremento exorbitante del precio por millón de unidades térmicas de 3 a 200 dólares, sufriendo un incremento del 500%.

Tanto la CFE como un equipo estadounidense se encuentran trabajando para reestablecer y normalizar el suministro de gas. A finales del 2020 también hubo otro apagón al norte del país en donde el titular de la CFE, Manuel Barlett, como de la Cenace, Carlos Meléndez, quisieron responsabilizar a las energías limpias por esta falla.

En esta ocasión, sí, fue por causas naturales. Debido al aún crudo invierno y los que se vendrán debido al calentamiento planetario que produce cambios drásticos en el clima, agravando las consecuencias de los fríos, temporadas de lluvias y las sequias.

¿A quién debemos culpar ahora?

Visita También
Close
Back to top button