Osos de recuerdo: un gesto en tiempos de duelo

Eréndira Guerrero, una costurera de Ciudad Juárez, realiza osos con la ropa de familiares fallecidos por COVID-19 para “mantener el recuerdo de alguien que se fue”.

En un taller casero, desde hace años, la señora Eréndira fabrica osos con la ropa que vestían los difuntos. A partir de la pandemia, incluyó hacerlos de difuntos por COVID-19.

Eréndira calcula que ha hecho al menos 200 osos. Los precios varían entre $500 y $650 dependiendo del tamaño de la prenda que se lleve. Por obviedad, se hacen con ropa que usó el difunto hasta antes de ser diagnosticado o con ropa tratada especialmente para eliminar todo rastro del virus.

«La mayor motivación ,y me lo han dicho, -afirma Eréndira- es que muchos familiares no alcanzaron a despedirse de sus seres queridos. Esto, al menos puede “cerrar ese círculo”» comenta la hábil costurera.

El proceso es simple, entregan una prenda del familiar y ella coloca los alfileres para crear el patrón del oso, coloca relleno, pone detalles y lo entrega junto a esta nota: «Esta prenda la solía usar ¿recuerdas? cada que me abraces quiero que sepas que allí estoy, con amor, (parentezco del familiar)».

Back to top button