IMSS investiga si la vitamina D brinda protección contra el COVID-19

Este domingo, el Instituto Mexicano del Seguro Social (IMSS) informó en un comunicado que lleva a cabo un ensayo clínico en personal que atiende a pacientes con COVID-19, para conocer si la vitamina D les brinda protección ante este nuevo padecimiento.

Esto, debido a que hay investigaciones y estudios publicados a nivel internacional respecto a la relevancia de mantener niveles adecuados de este nutriente para una conveniente respuesta inmunológica contra enfermedades respiratorias, incluyendo a la influenza.

Por ello, bajo la tutela de la doctora Mardia López Alarcón, jefa de la Unidad de Investigación Médica en Nutrición del Hospital de Pediatría del Centro Médico Nacional Siglo XXI, el instituto lleva a cabo un ensayo clínico controlado para descubrir la relación entre la deficiencia de la vitamina D y un riesgo prominente de adquirir dicha enfermedad, aunque la médico aclaró que, hasta el momento, no existen resultados concluyentes respecto a este tema, pero se cuenta con algunos avances.

En este mismo documento, López Alarcón detalla que actualmente, se está en la última fase del reclutamiento de personal para este ensayo, entre médicos, químicos, personal de enfermería y de limpieza y choferes de ambulancia que han atendido a pacientes con este virus, en dos hospitales del Seguro Social del Centro Médico Nacional Siglo XXI y uno del sector salud.

De igual forma, a la mitad de los 250 trabajadores que participan en este estudio se le suministraron 4 mil unidades diarias de vitamina D, mientras que al resto se les otorgó un placebo durante un mes. Esto, “a fin de conocer si un grupo se infectó más, si quienes enfermaron fue de forma grave, si fueron hospitalizados y cuántos días duraron en el hospital, o si no hubo diferencia”, según esta especialista.

Por otra parte, la investigadora señaló que, de acuerdo con la Encuesta Nacional de Nutrición de 2016, el 70% de la población mexicana tiene deficiencia de vitamina D y es posible que esta cantidad haya incrementado por el confinamiento. Lo anterior, debido a que la principal fuente para obtener este nutriente son los rayos ultravioleta que emite la luz solar. Por tal motivo, recomendó tomar “baños de sol” durante 15 o 20 minutos para estimular la síntesis de esta vitamina, así como consumir alimentos que la contienen, tales como pescado, carne no magra, leche, huevo, cereales fortificados, aguacate y leguminosas.

Para que nos dé la luz del sol no tenemos que ir necesariamente a la playa, ni irnos a pasear a un parque. Puede ser desde la ventana del domicilio o salir a la puerta o patio es suficiente” subrayó López Alarcón, aunque solicitó atender las medidas de higiene y sana distancia, en caso de salir a tomar el sol.

Finalmente, la especialista expuso que las personas con obesidad requieren de una mayor cantidad de esta vitamina, ya que ésta no puede circular de manera adecuada en su organismo porque se deposita en el tejido adiposo que tienen en exceso. Por ello, es conveniente que estas personas pierdan peso y procuren la producción constante del nutriente a través de la exposición a los rayos del sol y del consumo de los alimentos antes descritos.

Back to top button