Calderón: “MVS me ofreció la cabeza de Aristegui, más mi gobierno no la pidió”

Este viernes, durante la presentación de su libro “Decisiones Difíciles” en la Feria Internacional del Libro de Guadalajara 2020, y en una conversación virtual con el periodista Leonardo Curzio, el expresidente de México, Felipe Calderón, afirmó que en su administración la empresa MVS Radio le ofreció despedir a la periodista Carmen Aristegui, pero que él no aceptó, aunque sí lo hizo el gobierno de Enrique Peña Nieto.

La controversia que tuve con Carmen Aristegui, la empresa (MVS Radio) llegó a ofrecerme su cabeza y yo les dije: es una decisión de ustedes, el Gobierno no lo pide, ella me ha calumniado, pero está en su derecho de hablar, este país es libre y siguió en ese medio. En el siguiente sexenio yo creo que volvieron con la misma oferta y entonces la despidieron. Había con esa empresa un tema muy importante de concesiones radiofónicas y del espectro”, declaró el ex mandatario.

Asimismo, Calderón le relató al periodista que en su gobierno hubo “una prensa muy crítica, caricaturas muy duras y temas muy calumniosos como el de un supuesto alcoholismo mío, que es una gran mentira“, aunque jamás tuvo una actitud de “acorralamiento, de multar a un medio o de sacar a un periodista“.

No obstante, esta versión del expresidente dista de la que el empresario y presidente de MVS Comunicaciones, Joaquín Vargas, ofreció el 15 de agosto de 2012, donde contó sobre las presiones que ejerció en su contra el gobierno federal, bajo el mando de Calderón.

Vargas señaló en esa ocasión que Alejandra Sota, entonces coordinadora de Comunicación Social de la presidencia, lo contactó el 4 de febrero de 2011, para exigirle una disculpa pública por parte de Aristegui, por haber cuestionado, al aire, el supuesto alcoholismo de Felipe Calderón.

De igual forma, el empresario detalló que cuando acudió a una reunión con el Secretario de Comunicaciones y Transportes, Dionisio Pérez-Jácome, con el fin de revisar los asuntos relacionados a la banda de 2.5 GHz, “El secretario me advirtió textualmente lo siguiente: ‘Tengo instrucciones del señor presidente de no gestionar asunto alguno de MVS y en especial el de la 2.5, hasta en tanto la señora Aristegui no ofrezca una disculpa pública por el comentario que hizo con relación al supuesto alcoholismo del Presidente”.

Posteriormente, el dueño de MVS contó que el 13 de febrero de 2011 se reunió con Javier Lozano, entonces Secretario del Trabajo, y, en esa ocasión, este último le mencionó textualmente: “hemos encontrado que tu proyecto de la 2.5 GHz, tiene méritos propios, pero si recontratas a la periodista (Aristegui) a tu proyecto se lo lleva la chingada y te olvidas de este gobierno hasta su último día”.

Por ello, el 7 de febrero del 2011, MVS anunció el despido de Aristegui bajo el argumento de que la periodista había violado el código de ética de la empresa al cuestionar el supuesto alcoholismo de Calderón, tras presentar imágenes de una pancarta que diputados del Partido del Trabajo (PT) exhibieron en el recinto legislativo.

Sin embargo, Aristegui regresó al aire el 21 de febrero de 2011, pues tanto Vargas como los miembros del Consejo de Administración de MVS consideraron que “la amenaza del Gobierno Federal, en voz del Secretario Javier Lozano, era un chantaje inaceptable”.

Al final, cabe recordar que Aristegui y MVS Radio rompieron relaciones laborales en marzo de 2015, luego de que la periodista le diera un “ultimátum” a la empresa por el despido de dos integrantes de su equipo, los cuales participaron en el reportaje de la “Casa Blanca” relacionado con la compra de propiedades a contratistas del Gobierno por parte del expresidente Enrique Peña Nieto y su esposa, Angélica Rivera, a finales de 2014.

Back to top button