Justicia argentina imputa al médico de Maradona de “homicidio culposo” y allanan su domicilio

La justicia argentina continúa investigando el caso del fallecimiento de Diego Armando Maradona a causa de una crisis cardíaca y este fin de semana imputó de “homicidio culposo” a Leopoldo Luque, último médico personal del astro argentino, así como allanaron el consultorio y la casa de este, luego de que las hijas de Maradona solicitaran la revisión de los medicamentos recetados por Luque y su equipo a su padre.

El allanamiento fue efectuado esta mañana, por parte de 60 policías, en la casa y en la clínica de Luque, en Buenos Aires. Mientras que la imputación, de acuerdo con las autoridades, no implica un llamado a indagatoria, ni una medida restrictiva de la libertad del médico, sino que sólo indica que Luque está siendo investigado por la posible comisión de este delito.

Ante ello, el neurocirujano, y quien también decidió la última cirugía a la que fue sometido el exfutbolista a comienzos de mes, se mostró sorprendido por esta decisión judicial, aunque dijo estar dispuesto a colaborar, y en una rueda de prensa que ofreció en su casa mencionó lo siguiente sobre la muerte del “Pelusa“:

No hubo error médico. Se hizo todo lo que se pudo y más. No tengo nada que reprocharme, yo amaba a Diego, lo que hice fue por y para Diego, lo hice lo mejor que pude (…) Yo no soy el responsable de todo esto. Estoy orgulloso de todo lo que hice, por Diego y por su familia“.

Asimismo, Luque expresó que la muerte de Maradona “nada tuvo que ver con el coágulo operado (…) Lamentablemente, un ataque al corazón es un hecho que le podía pasar a un paciente así (…) por su historial clínica“.

Por otra parte, el médico también comentó que él y Diego habían tenido una discusión una semana antes de su muerte: “El jueves me echó de su casa, me insultó (diciéndome) ‘la concha de tu hermana’. Cuando Diego se ponía mal, echaba a todo el mundo. No quería ni recibir a las hijas. Me echó, me levanté pero no me fui. Él necesitaba ayuda. Le dije ‘para que yo me vaya, primero te tienes que levantar de la cama’, y así lo obligué a levantarse. Si casi me tengo que agarrar a piñas para internarlo“.

Al final, Luque, quien se sabe que llamó a una ambulancia el día de la muerte del exfutbolista, hizo mención de la tristeza que envolvía a Maradona: “Diego se la bancó por mí hasta el final, pero siento que al final abandonó la pelea. Me dijo hace poco: ‘¿Hasta dónde pensás llegar, Luque?, porque yo no quiero más’. Yo no puedo obligar a un paciente a internarlo si no quiere. Yo lo veía triste y deprimido, hace rato se castigaba así, pero yo, como amigo, no se lo permitía. Estaba muy triste, echaba mucho de menos a sus padres. (…) Quería estar solo, yo sólo trataba de acompañarlo en todo, intentaba de todo, hasta sacarle a jugar la pelota. Lo vi tan solo que quise traerlo a casa. Era inmanejable. A Diego no le impones nada“.

Visita También
Close
Back to top button