No todo es malo con los huracanes, dejan beneficios al medio ambiente y la humanidad

Sin duda alguna, los recientes huracanes han traído devastación a una parte del centro de América y al sur del México. Sin embargo, expertos le encuentran el lado positivo a esto.

El meteorólogo y experto en el clima, Max Henríquez Daza, dio su opinión sobre el estudio que realizó la una empresa en Medellín, Colombia, en dónde analizaron las acciones colaterales de los huracanes, en las cercanías y no directamente donde arriban con un poder de poder de vientos a 300 kilómetros por hora.

En cada territorio aledaño a su paso acrecientan el nivel del agua, pues llegan únicamente lluvias que favorecen a la agricultura y abasto de agua. En específico, en el Caribe, Atlántico y Colombia, que pertenece a la franja del paralelo del Ecuador, así como una parte de Perú y Brasil, han tendido periodos prolongados y de fuertes sequías. Por lo tanto, agradecen la llegada de los huracanes.

Los beneficios no quedan ahí, ya que los fuertes vientos huracanados producen la ruptura de placas bacterianas flotantes en el mar y a la disolución de la marea roja. Esta deja toxinas en el agua y en las especies marinas, los vientos llegan a oxigenar estas toxinas propiciando su desaparición. Los huracanes también ayudan a la regulación de la temperatura entre polo y polo. En la franja del Ecuador el clima puede llegar a ser abrumante, los huracanes hacen que esta disminuya y sin duda alguna, sin estos fenómenos los polos se estarían derritiendo con mayor rapidez.

Combaten las sequías, como ya lo habíamos comentado, ayudan al reverdecimiento de la tierra, el crecimiento de semillas e inclusive, a la prevención de incendios forestales, pues los vientos dispersan el follaje de los árboles, evitando que en los bosques entren en contacto con alguna chispa perdida o con botellas o plásticos que, al ser atravesados por los rayos del sol, producen llamas.

Back to top button