Ricardo Salinas Pliego da positivo a coronavirus

Este miércoles, el empresario mexicano Ricardo Salinas Pliego, dueño de Grupo Salinas, confirmó en su cuenta de Twitter que ha dado positivo a COVID-19.

No obstante, el también propietario de TV Azteca ha causado polémica desde que inició la pandemia, debido a que se negó a confinar a sus trabajadores, alegando que sus compañías (tiendas Elektra, Banco Azteca, TV Azteca y Totalplay) continuarían abiertas porque “eran indispensables para seguir sirviendo a México”, a pesar de que algunas de ellas no se consideraban como actividades esenciales.

Asimismo, en junio, a través de una nota personal, Ricardo Salinas instó al Consejo de Salubridad a que le permitiera a la gente tener la libertad de regresar a la vida cotidiana.

¡Déjennos vivir en paz! Dejen de sembrar pánico y miedo con sus campañas masivas de publicidad (…) Nos tocó vivir una pandemia que no es mortal, lo que sí es mortal es dejar de vivir para no morir (…) Somos millones de personas las que queremos seguir con nuestras actividades, eligiendo con libertad lo que nos conviene y aceptando el riesgo natural de vivir en un entorno incierto (…) No aceptes la imposición autoritaria que va en contra de tus convicciones”, argumentaba el empresario.

Incluso, en julio, la poca sensibilidad de Salinas hacia sus trabajadores se expuso en la contestación que le hizo a una exempleada de la Fundación Salinas, la cual denunció en redes que la despidieron en plena pandemia. La respuesta del empresario fue: “Me decepciona saber que eres una persona malagradecida con quien te ocupó por 18 años. De haberlo sabido… tu salida era antes”.

De igual manera, este martes Ricardo Salinas lanzó un reclamo a través de su blog, enfatizando que “los empresarios no debían contribuir a las pensiones de los trabajadores”, y que estos últimos debían ser los únicos que debían ahorrar para su pensión.

En realidad, el patrón no tiene incentivo alguno para garantizarle (al trabajador) una pensión digna, especialmente en este mundo con enorme movilidad laboral. Para el patrón, cualquier contribución a la pensión del trabajador es sólo un impuesto más”, mencionó Salinas Pliego.

Esto, a pesar que México es uno de los países con una tasa de reemplazo más baja (alrededor del 30%), lo que genera una pensión muy reducida para los trabajadores jubilados, de acuerdo a la Organización para la Cooperación y Desarrollo Económicos (OCDE) y la Comisión Nacional del Sistema de Ahorro para el Retiro (CONSAR).

Back to top button