Industrias Creativas: Talento y Reactivación Económica

En la Alcaldía Azcapotzalco se encuentra el primer mural de Juan O´Gorman, que hace referencia a la revolución, el proyecto progresista y la propia demarcación. Con ese motivo se planeó una exposición del arquitecto que, como la mayoría de los acontecimientos culturales, tuvo que posponerse para el año siguiente. Sin embargo, se mantuvo la convocatoria para que artistas, arquitectas y creadores presentaran proyectos con motivo de la exposición, para que los ganadores fueran también expuestos.

El resultado fue que alrededor de 50 personas y colectivos enviaron propuestas, de una calidad impresionante, lo mismo para intervenir espacios donde se encuentra la obra del autor, conservar y restaurar los edificios que diseñó, hacer obra nueva inspirada en la de O´Gorman, pero también ofrecer soluciones urbanas inspiradas en sus conceptos. Esto es, una convocatoria como esta, muestra la enorme capacidad creativa que existe en el país en temas como diseño, arquitectura, fotografía, pintura, artes plásticas, editorial, música, etc. Se trata de una capacidad creativa con valor en sí mismo, de gran utilidad para expresar lo que somos y lo que sucede en la sociedad, pero también para generar soluciones innovadoras a nuestros problemas y también ingresos y empleos de calidad. Para una ciudad como la capital del país, las industrias creativas tienen que ser un sector que genere crecimiento y empleo, de hecho, lo así lo es, pero se tiene que fomentar desde una perspectiva integral.

El fomento de la capacidad creativa de las personas es de un gran valor para convivir mejor en sociedad, pero también para su vida productiva, tiene un impacto productivo favorable en varias industrias. La única variable con una significancia estadística importante para explicar el mayor rendimiento escolar entre alumnos de sociedades relativamente homogéneas, como las asiáticas, es la costumbre a la lectura de libros de ficción. Las industrias creativas crecen a tasas mayores que el resto de la economía, no contaminan y promueven el auto empleo. En México representan alrededor de 2.5% del PIB, pero si se incluyen otras actividades como publicidad, televisión, cinematografía, gastronomía y juegos de video, pueden llegar al 7% del producto.

Es por eso que, en el uso de la facultad que tenemos los alcaldes y alcaldesas de presentar iniciativas al congreso, envié una en materia de promoción de industrias creativas. La idea es contar con un plan integral para el sector, un sistema de información y registro, actividades de capacitación, de incubación, así como estímulos fiscales y presupuestos para su fomento. Se pretende incentivar también la formalización de las actividades creativas, a que se generen acuerdos comerciales favorables para las creadoras, y a que se vinculen con la industria de manufactura y a la turística.

Me parece que el impulso de ese sector puede ser un mecanismo eficaz para ayudar a la reactivación de la economía de la capital, en donde existen alrededor de 13 mil empresas en el sector, con cerca de 200 mil empleos, que tenemos que conservar y acrecentar. El talento y el conocimiento son dos de los activos más importantes con los que contamos en la capital para construir una ciudad mejor, es claramente una ventaja comparativa frente a otras ciudades del país y del mundo, por lo que ahora, bajo este contexto de dificultades económicas también pueden servir para detonar inversión y empleo.

La idea central es fomentar y crear los mecanismos necesarios para el funcionamiento de las industrias creativas con una doble dimensión: por un lado, incentivar la creatividad como elemento de cohesión social y trabajo colectivo y, por el otro, el empleo formal y la reactivación económica.  

Visita También
Close
Back to top button