¿Más allá de la ley, Dra. Sheinbaum?

Respecto al amparo que hicieron unas familias por el cambio del nombre de sus hijos, se instaló el consejo interinstitucional de reconocimiento a las infancias trans, esto deja algunas lagunas al respecto.

La primera pregunta que salta a la vista es ¿quién o qué institución, organismo o autoridad reconocieron este término? Sin ahondar en cientificismos modestos, el catálogo de modelos sexuales se limita a dos. Sin decantar las percepciones que la gente tenga de sí mismas, esto permite una mella social, meritoria e incluso legal al respecto de “cómo me percibo y cómo quiero que me perciban”.

¿Los niños que menciona Sheinbaum por el que se instaló el consejo, son conscientes que quisieron cambiar sus nombres o fueron sus padres los que promocionaron eso? La pedagogía y psicología infantil no concreta el desarrollo personal del niño hasta los 18 años. Tanto la personalidad, su identidad y todo lo que conlleva su desarrollo, con todo y sus variantes un niño no puede desear cambiar algo que todavía no es consciente y no sabe que es.

Quiero decirles que el próximo miércoles estaremos instalando más allá de la ley que se vaya a aprobar en el congreso“. Dra. Claudia Sheinbaum, ¿a caso ya olvidó su juramento que dice: «Al margen de la ley, nada. Más allá de la ley, nadie»?

¿No llevan esperando más tiempo las familias de los niños con cáncer su tratamiento que la comunidad LGBTQI+ su reconocimiento social? Y es impactante la inversión de los recursos públicos en las minorías cuando los sesgos que llevan más tiempo y ameritan una solución, se han dejado de lado. Un ejemplo: los trabajadores afiliados al IMSS no cuentan con servicios odontológicos completos.

Por último, cómo explicamos que una comunidad tiene toda su atención y una increíble velocidad de atención prioritaria mientras otros sectores han sido ignorados durante años. Sin duda, su afirmación no sólo va más allá de la ley, sino más allá de la ciencia.

Visita También
Close
Back to top button