Psicosis del COVID-19

Freud en su interpretación de la realidad, aseguraba que “la diferencia más importante entre la neurosis y la psicosis es que la neurosis es el resultado entre un conflicto entre el yo y el ello, mientras que la psicosis es un conflicto entre el yo y el mundo exterior” (Manrique Castaño et al. 2012).

Ante la situación de la emergencia sanitaria actualmente el mundo vive una serie de sucesos que han ido trastornando el ambiente y por tanto sus conductas. Conductas que han llegado a trastocar en buena parte, la mente del individuo.

“Llamamos “sana” a una conducta que, como la neurosis, no desmiente la realidad, pero, como la psicosis, se empeña a modificarla”.

Sigmund Freud

El Gobierno de México, desde hace cuatro meses, ha venido dando recomendaciones para prevenir y evitar contagios del coronavirus. La sana distancia, el lavarse constantemente las manos, usar gel desinfectante y el quédate en casa han formado parte de un cambio considerable en las actitudes y las costumbres de millones de personas.

Pero, ¿a qué nos ha llevado toda esta situación? Un estudio hacia los primeros meses de la emergencia sanitaria, “Actitudes de las y los mexicanos ante COVID-19” (PSYMA, abril 2020), daba como resultado las siguientes variables:

a) Miedo, tristeza y enojo son las emociones que prevalecen en la población: Las personas sienten un grado de frustración ante una amenaza que viene de fuera y no pueden influir directamente.

b) 78% dice que el paso del COVID-19 les dejará algún cambio permanente en su vida: No es sólo un episodio la pandemia, las personas piensan que el impacto será duradero y de largo plazo.

c) 68% piensa que la situación económica se verá muy afectada: El cierre de establecimientos y paros a la producción tiene preocupada una gran mayoría de los participantes en el estudio.

El SARs-Cov-2, en suma, trajo consigo un cambio conductual de por vida:

  1. Todo esto ha afectado sin duda psicológicamente a millones de mexicanos, desde una psicosis al pensar que un simple dolor de garganta, ya lo asociamos que estamos contagiados de coronavirus o conductual al reclamar a cualquier persona que no cumple con las medidas sanitarias establecidas por la autoridad.
  2. Relaciones interpersonales, las cuales habían sufrido cambios con el avance tecnológico en la manera de interactuar entre la sociedad. El COVID-19, por tanto, acentuó este distanciamiento social.
  3. Relaciones laborales/escolares, si bien en el sector privado y escolar ya se utilizaban el home office y las clases en línea, con la pandemia se han tenido que adaptar todos los sectores productivos del país a estas plataformas digitales.

La sociedad en su conjunto debe adaptarse a la nueva realidad Post-COVID-19, manteniendo una actitud consciente, que como todas las enfermedades, como el VIH, VPH, Influenza, entre otras, éste formará parte de nuestras vidas. Por tanto, no hay que tener una actitud de psicosis, ya que podría a la larga generar conflictos sociales. 

Visita También
Close
Back to top button