Como resultado de la pandemia, casi 7 millones de niños sufren de desnutrición severa

Unos 7 millones más de niños menores de cinco años podrían padecer emaciación y, por lo tanto, sufrir una desnutrición peligrosa en 2020 como resultado del impacto socioeconómico de la pandemia de COVID-19, ha denunciado el Fondo de Naciones Unidas para la Infancia (UNICEF).

(CNN) — Las interrupciones en la movilidad y los sistemas alimentarios causadas por los cierres, incluso aquellos relativamente cortos, darán como resultado una disminución de casi el 8% del ingreso nacional bruto (INB) per cápita en comparación con las proyecciones previas a la pandemia.

El problema de la desnutrición amenaza la vida de los niños aumentando no solo las posibilidades de muerte, sino que también conduce a deficiencias en el crecimiento, el desarrollo y el aprendizaje.

47 millones de niños se encontraban en esta categoría para 2019. Si no se toman medidas urgentes y presurosas, el número de niños en todo el mundo alcanzará casi los 54 millones para 2020. “Se espera que el COVID-19 aumente el riesgo de todas las formas de desnutrición”, escribió el equipo del consorcio Standing Together for Nutrition.

El hambre y la desnutrición actúan de manera más silenciosa, millones de niños en el mundo viven esa situación. El virus puede tener efectos devastadores en los pequeños que están debilitados debido a la desnutrición. Al mismo tiempo, la pandemia ha tenido un impacto devastador en las familias vulnerables que dependen de los salarios diarios, restringiendo e impidiendo el suministro de alimentos de calidad.

“Estamos emitiendo un llamado a la acción para proteger el derecho de los niños a la nutrición frente a la pandemia de COVID-19. Esto requiere una respuesta rápida e inversiones de gobiernos, donantes, el sector privado y la ONU”, escribieron cuatro líderes de la ONU en un comentario en The Lancet.

Visita También
Close
Back to top button