¿Recuerdas al policía que ganó un reto de lagartijas? ¡Quiere competir en Tokio 2021!

Pablo Ramírez, el policía que se volvió viral al ganarle en un reto de resistencia a un musculoso durante una protesta en el Zócalo, reveló que quiere competir en remo para los Paralímpicos de Tokio 2021.

Su historia

Pablo Ramírez perdió una pierna en agosto del 2012, cuando tenía 21 años. Sufrió un accidente de moto y perdió su pierna izquierda “un precio muy alto que tuve que pagar para seguir con vida”.

En su día de descanso como policía de la CDMX atendió un vehículo que estaba volcado, paró su moto y se detuvo detrás del accidentado cuando un coche lo embistió y lo prensó, fracturándole el fémur. Esto lo dejó en coma varios días y requirió 28 cirugías y cuatro meses hospitalizado para salvar su vida.

Recuerda: “Desperté entubado, en una sala de urgencias, paralizado y con mangueras en todos lados, gracias a Dios tuve la oportunidad de vivir y la estoy aprovechando al máximo”.

¿Quién es Pablo cuando no lleva el uniforme?

Pablo estudió Criminalística. Tiene 28 años y desde los 20 es policía. Es el primero en su familia en ser policía. En 2018 viajó a Italia, Gavirate para competir en los Juegos Internacionales de Remo Paralímpico donde consiguió una medalla de bronce y otra de plata. El año pasado ganó la Regata Oficial C.E.I.L en Argentina y este año fue reconocido con la Medalla al Mérito Deportivo dentro de la SSC (Secretaría de Seguridad Ciudadana). Sin premiación aún por la contingencia.

La fama no le nubla el juicio, todo lo contrario. Él espera fomentar y motivar el deporte dentro de la corporación y limpiar un poco la imagen que la ciudadanía tiene del cuerpo policíaco.

Más que alzarse sobre un instructor de gimnasio, Pablo admite que esto no ha sido fácil. «En esta vida nada es gratis. Tengo que sacrificar mis horas francas, descansos, salidas, fiestas y todo por seguir algo: mi sueño es llegar a Tokio 2021 y ser mi mejor versión».

El atletismo fue inculcado por sus padres. Para él, el remo es «una de las disciplinas más completas. Le llamo el detector de mentiras, porque uno pone a prueba su resistencia física para saber qué tan bien o no está». El deporte le dejó una enseñanza valiosísima: la perseverancia.

Por último, él espera poder fomentar a mayor escala el deporte en toda la Secretaría, desde la auxiliar, bancaria, tránsito, federal y municipal, en todos los niveles. Esto, pues asume que aquella vez el instructor lo retó para humillarlo y dejar en mal a toda la corporación.

Back to top button