Conferencia mañanera: Corrupción en el caso de Ayotzinapa

En la conferencia mañanera desde Palacio Nacional, el presidente López Obrador terminó rápidamente y empezó con el tema de Ayotzinapa.

El primer mandatario comenzó con el señalamiento de actos de corrupción tras la libertad de José Ángel Casarrubias Salgado, El Mochomo, presunto involucrado en la desaparición de los 43 estudiantes de la normal de Ayotzinapa. 

“Puedo decirles que la libertad de este señor, presunto responsable, de entre otros hechos, de la desaparición de los jóvenes de Ayotzinapa tuvo que ver con un actos de corrupción del juzgado en donde se le otorgó la libertad y espero que la fiscalía presente todas las pruebas. Y si una de las pruebas que se da a conocer y queda nulificada, no le hace. Pero que se conozca, que la gente se entere, ya van haber otras pruebas. Tiene que castigarse a los responsables. Es un delito gravísimo y yo espero que se actué y espero también que se ventile, que la gente lo sepa”.

En otro orden de ideas, López Obrador dijo que la Secretaria de Gobernación habló con el gobernador y le reiteró el apoyo federal. Además, llamó a todos los gobernadores a no delegar y que asistan personalmente a las reuniones de seguridad que se programan para cada estado.

“En efecto, lo de ayer fue muy fuerte, no vamos nosotros a abandonar al pueblo de Guanajuato. Ayer lo expresé, tenemos elementos de la Marina, de la Sedena, la Guardia Nacional, van a continuar protegiendo a la población. Es una situación muy grave lo que se padece en Guanajuato. Vamos a seguir apoyando, esto no tiene que ver con cuestiones políticas o partidistas (…) Nada más el llamado para que se trabaje de manera coordinada. Hay gobernadores que replican las reuniones de seguridad y hay gobernadores que asisten a esas reuniones. Y pido a los gobernadores de manera respetuosa que no deleguen estas reuniones, que ellos encabecen estas reuniones”.

“Y con una recomendación respetuosa de que se haga una revisión de los órganos de impartir justicia en Guanajuato. Eso no es injerencismo, no vamos a recomendar a nadie, eso debe surgir del propio gobierno. Pero sí hay que hacer cambios porque así lo exigen las circunstancias para resolver el problema de Guanajuato. Lo de ayer fue fortísimo (…) Hay confrontación entre banda y son confrontaciones entre ellos, pero queremos que nadie pierda la vida. Creció mucho el problema, lo dejaron crecer y hay que ver si no hay contubernio. Es decir, asociación delictuosa entre delincuencia y autoridad, porque una de las cosas que se debe de evitar es esa asociación. Tiene que haber línea de división, pintarse la raya”.

Finalmente, el Presidente explicó que además de T-MEC, México buscará diversificar sus relaciones comerciales en otras regiones del mundo. Sin embargo, señaló que con el nuevo tratado se debe sacar provecho del acuerdo con Estados Unidos y Canadá.

“Pero hay una realidad, por geopolítica, nosotros estamos muy cerca de Estados Unidos y Canadá. Estamos hablando de una región fundamental en el mundo en cuanto a potencial económico y financiero, y ahora con el tratado, pues es más eficaz la integración de los tres países y tenemos que sacar beneficios de esta vecindad. Entonces, equilibrar, no dar la espalda a otros países u otras regiones, pero aprovechar que estamos en una de las regiones económicas estratégicas por el peso económico que tienen y sus beneficios, la creación de empleos y el bienestar de la gente”.

Antes de concluir, el presidente afirmó que lo estaban esperando unos chanchamitos (tamales de guiso típicos de Veracruz), lo que hizo reír a los periodistas.

Visita También
Close
Back to top button