El atentado contra Omar García Harfuch fue planeado tres semanas atrás

Según investigaciones de la Fiscalía de la Ciudad de México, el atentado contra el secretario de Seguridad Ciudadana de la Capital, Omar García Harfuch, tuvo un proceso de planeación de al menos tres semanas y en él estuvieron involucradas cerca de 28 personas que fueron reclutadas fuera de la capital de acuerdo a la fiscalía capitalina.

La noche del jueves 25 de junio, horas antes del atentado, los hombres organizados en 4 grupos de siete personas fueron trasladados a diferentes lugares encapuchados para recoger armamento. Finalmente, los llevaron a tres diferentes puntos en las alcaldías Miguel Hidalgo y Cuauhtémoc, sitios donde interceptar Ian la camioneta blindada en la cual viajaba el secretario.

Según la Fiscalía de la Ciudad de México, el punto donde ocurrió el atentado era uno de los tres señalados por el grupo armado. Esto, pues había otros en donde se pensó atacar al secretario: en monte blanco y avenida paseo de la Reforma; en Hamburgo y Florencia en la Colonia Juárez; y monte blanco y explanada, Colonia Lomas de Chapultepec, donde finalmente sucedieron los intercambios de balas.

Las armas empleadas fueron el subfusil Barret, un rifle militar calibre.50, capaz de atravesar estructuras blindadas. Esto vincula a los atacantes con el tipo de armas, ya que los rifles eran entregados al Cártel Jalisco Nueva Generación y al Cártel del Noreste.

En la escena del crimen de este viernes se encontraron armas de este tipo. Al menos 3 fusiles de asalto M16, así como un rifle semiautomático Barret modelo 82A1, chalecos blindados, granadas de fragmentación y ametralladoras Ak-47.

Por otra parte, la fiscalía de la Ciudad de México investiga para esclarecer quién está detrás de las 12 personas que fueron detenidas procedentes principalmente de otros estados del país a las que horas después se sumaron otros dos arrestos. Entre los detenidos aparece José Armando “N”, quién la fiscalía señala como autor intelectual del ataque como jefe de sicarios del CJNG en Tonalá conocido también con el pseudónimo de “El vaca”.

Asimismo, ya existían motivos para el atentado, ya que el secretario de seguridad capitalino, Omar García Harfuch, de 37 años, fue nombrado jefe de la policía de la Ciudad de México el pasado mes de octubre. Esto, ya que ha sido reconocido en numerosas ocasiones por las autoridades como un modelo por su firmeza en la lucha contra el narcotráfico y grupos delincuenciales.

Antes de estar frente a la Secretaría de Seguridad de la capital mexicana, García Harfuch fue titular de la agencia de investigación criminal de la ahora Fiscalía General de la República. En ella coordinó capturas de importantes narcotraficantes ligado a los cárteles de Sinaloa y el CJNG.
Una de las capturas más destacadas fue la de Dámaso López, el licenciado, quién era considerado uno de los hombres fuertes del cártel de Sinaloa tras la captura de El Chapo Guzmán en 2017.

También lideró importantes operaciones contra la estructura financiera del cártel Jalisco Nueva Generación con el arresto de Raúl flores, alias El tío.
Además, encabezó las operaciones de captura de líderes de organizaciones criminales que operan en la Ciudad de México cómo la unión Tepito y la anti Unión.

Por otra parte, medios gráficos como El Universal publicaron que el gobierno tenía constancia de los atentados. Esto, gracias al espionaje de inteligencia por las conversaciones entre miembros del Cártel Jalisco Nueva Generación para atentar contra cuatro importantes funcionarios entre los que destacan el canciller mexicano Marcelo Ebrard; el jefe de la Unidad de Inteligencia Financiera, Santiago Nieto; el Secretario de Seguridad Federal, Alfonso Durazo, y el propio García Harfuch.

Visita También
Close
Back to top button