Conapred: La burocracia desactualizada fuera de los tiempos transformadores

El Presidente de la República, Andrés Manuel López Obrador, comentó en la ya tradicional conferencia mañanera que no conocía el Consejo Nacional Para Prevenir la Discriminación (Conapred). Lo anterior llegó a tener una fuerte resonancia en toda la vida pública de gran parte del país y al interior de su partido. Esto llegó a tal grado que le pidieron la renuncia a su titular Mónica Maccise Duayhe.

Es importante mencionar que la decisión del nombramiento de la titular de este Organismo depende única y exclusivamente de ejecutivo Federal en función de la terna que mande La Asamblea Consultiva del Consejo Nacional para Prevenir la Discriminación. Esto comprueba que: o el Presidente toma decisiones viscerales sin planeación alguna, o hay algún transformado tras toda esta polémica desatada.

Ese acontecimiento, que causó cuantiosos debates, incluso entre los diputados de la bancada de Morena en la Cámara de Diputados y en redes sociales, puso en tela de juicio la operatividad de muchas instituciones que se han creado básicamente para todo aspecto de la vida y que muchas de ellas sirven como cuotas políticas.

El Conapred fue creado en el año de 2003 después de la expedición de la Ley Para Prevenir y Eliminar la Discriminación. Como antecedente más próximo se tenía al Centro de Estudios para Eliminar la Discriminación presidido por el ilustre Gilberto Rincón Gallardo.

En el Capítulo V de la ley citada se formula el contenido del objeto, patrimonio, domicilio, integración y atribuciones de este órgano desconcentrado de la Secretaría de Gobernación.

La normatividad en comento marca 56 atribuciones en total que tiene el Conapred. Sin embargo, 19 de ellas ya están derogadas. Ello quiere decir que el poder legislativo Federal no encontró ya aplicabilidad en 19 ordenamientos de este polémico Consejo con justa razón. Esto, ya que fue creado hace más de 15 años y la sociedad ha cambiado de forma exponencial por las tecnologías de la información.

Parece ser que cada mañanera del Presidente de la República marca la pauta y camino de la opinión pública y del futuro de muchas instituciones de la administración pública. Si de verdad se requiere cambiar el camino del Conapred, se pueden tomar dos caminos:

  1. Reformar más de 30 artículos de la Ley Para Prevenir y Eliminar la Discriminación actualizando el marco jurídico del Consejo. Esto representa aproximadamente más del 50 % de la Ley.
  2. Abrogar toda la Ley y expedir una nueva respetando la existencia del Conapred como organismo descentralizado de SEGOB o eliminarlo de tajo. Esto para pasar el presupuesto que le toca año con año en el Presupuesto de Egresos de la Federación y todas atribuciones a la Secretaria en comento.

El despido de la titular marca un mensaje de cambio en este polémico y desactualizado organismo descentralizado de Gobernación Aun así,no sería extraño que en el grupo parlamentario de Morena en Diputados Federal ya esté preparando una iniciativa para modificar todo el marco jurídico de este Consejo.

Visita También
Close
Back to top button