Sus últimas palabras: “No puedo respirar”

El nuevo lema que exige justicia por el caso de George Floyd dejando a la luz que el racismo continúa vigente.

Las manifestaciones continúan en el noroeste de Estados Unidos de América. Parte de la población se pronuncia a través de protestas y enfrentamientos por la muerte de George Floyd, quien murió a manos de la policía de Minneapolis.

George Floyd vivió por algún tiempo en su ciudad natal, Houston, donde disfrutaba de jugar baloncesto, era conocido también porque le gustaba el hip-hop. Cuando se mudó a la ciudad en donde ocurrió la tragedia decidió dedicarse a ser guardia de seguridad en el restaurante Conga Latin Bistro. Algunos de sus conocidos declaran que a pesar de ser muy alto, musculoso y hasta intimidante al mirarlo, cuando comenzaban a tratarlo era una persona sumamente amable y dulce. Como prueba de su humanismo, sus conocidos mencionaron que había sido guardia en un refugio para personas sin hogar.

Una de las personas que manifestó un terrible dolor por esta pérdida fue el exjugador de la NBA Stephen Jackson, con quien mantenía una relación muy cercana. Sus amigos y familiares lamentan la pérdida de George, pues expresan que se preocupaba por las necesidades de los demás, era solidario y apoyaba a quien lo necesitaba.

Según distintos medios, Floyd fue detenido por intentar pagar con un billete falso. Una transeúnte que se percató de la situación comenzó a grabar los hechos. Las impactantes imágenes del policía ejerciendo presión con la rodilla a un hombre desarmado y esposado, indefenso ante el oficial. Mientras George suplicaba por su vida y expresaba que no podía respirar, el policía hizo caso omiso al detenido y a las personas que pasaban por la calle. Esto mientras el compañero de patrulla no hace absolutamente nada, únicamente intenta bloquear la visibilidad a los transeúntes.

Ahora, los dos oficiales se encuentran apartados de su trabajo y miles de pobladores han comenzado protestas en contra de la violencia que sufren los afroamericanos. En las pancartas que sostienen los manifestantes las últimas palabras de George se han convertido en un lema. Es importante mencionar que no es la primera vez que el agente Chauvin se ve involucrado en actos violentos, pues tiene antecedentes de haber herido a un hombre en 2008 y en 2006 disparó a un hombre.

Visita También
Close
Back to top button