Ricardo Salinas Pliego: berrinche o impertinencia

El Presidente de Grupo Salinas, cuya empresa debe más de 30 mil millones de pesos al de impuestos, ha cuestionado las medidas del Gobierno tomadas en esta pandemia luego de dos meses de confinamiento.

Se sabe que el segundo hombre más rico del mundo ha infundido entre sus trabajadores la virtud de la “valentía” al hacerlos presentarse a su labor a pesar de las indicaciones sanitarias y a pesar del miedo de contagio. Esto, con todo y que sus empresas no fueron considerados como servicios esenciales por el Gobierno mexicano.

El empresario, con un juego preparado de palabras les pidió a sus empleados “agradecer” que tenían un trabajo en esta difícil situación y que en contexto nacional, ellos eran más importantes que nunca. Insistió que la pausa económica en el país sólo traería “delincuencia, rapiña y el caos”.

En LeMexico le informamos que una de sus empresas, Banco Azteca, pidió a sus usuarios adelantar dos o tres abonos en plena contingencia sanitaria. También, le llevamos las declaraciones de Javier Alatorre en el noticiero nocturno en TV Azteca, empresa de Salinas, que pidió ignorar las medidas, información y cifras de las conferencias que ofrece a diario Hugo López Gatell, subsecretario de Prevención y Promoción de la Salud. Ninguna de estas acciones recibieron sanción alguna.

Pero la gota que seguro derramó el vaso fue el tuit que el segundo hombre más rico del país escribió ayer:

Visita También
Close
Back to top button