AMLO asegura que el 90% de las llamadas al 911 por violencia intrafamiliar son ficticias

Charlotte Bunch (directora fundadora y académica senior en el Centro para el Liderazgo Global de Mujeres) manifiesta: “Imaginemos un conjunto de personas sometidas regularmente a agresiones físicas, violación, servidumbre sexual, encarcelamiento arbitrario, tortura, abusos verbales, mutilación e incluso asesinato, todo ello por el simple hecho de haber nacido dentro de un grupo particular. Imaginemos, además, que sus sufrimientos se vean redoblados por la discriminación y humillación sistemática en el hogar y en el lugar de trabajo, en las aulas y en los tribunales de justicia, en el culto religioso y en el esparcimiento. Pocos negarían que este grupo ha sido seleccionado para ser objeto de graves violaciones de los derechos humanos”.

Este grupo sí existe y representan la mitad de la humanidad. Pero raras veces se reconoce que la violencia contra las mujeres y las niñas se encuentra y fluctúa en la sociedad actual.

“Quédate en casa” es tal vez la principal consigna en la era del coronavirus. No obstante, la realidad que abarca la expresión es escalofriante. El encierro de las familias ha generado un peligro poco visible o simplemente, al cual no se quiera prestar atención, situación que alarma a activistas feministas. Referimos al alarmante aumento en los casos de violencia doméstica, ya que las víctimas pasan el día y la noche atrapadas en sus casas con sus victimarios.

Las mujeres y menores víctimas de violencia intrafamiliar al principio están en shock emocional, después presentan una gran dificultad para abordar lo ocurrido. Ante este escenario, su única opción (rápida y “viable”) es denunciar porque viven atenazadas por el pánico o el temor a ya no querer sufrir más represalias.

En México, el 85 por ciento de las llamadas al 911 deriva de la violencia intrafamiliar, informó el Secretariado Ejecutivo del Sistema Estatal de Seguridad Pública (SESESP). Es evidente que están aumentando los casos en los que no hay lugar a dudas y que se exige ha de caer sobre el responsable la pena excepcional.

Lo relevante de esta penosa situación implica el comentario que realizó el presidente Andrés Manuel López Obrador (AMLO) durante la conferencia matutina de hoy (15/05/2020). “Te voy a dar otro dato, que no quiere decir que no exista la violencia contra las mujeres. El 90 por ciento de esas llamadas, que te sirven a ti de base, son falsas”, argumentó.

Señor presidente, se exige:

  • No más abusos sexuales.
  • No más maltrato infantil.
  • No más acoso escolar.
  • No más ciberamenazas.
  • No más feminicidios.
  • No más violencia intrafamiliar.
  • ¡No más agresión contra mujeres y niñas!

La violencia, a cualquier nivel, es siempre inadmisible. El enemigo se encuentra en casa. Hemos de frenar la intolerable y ultrajante violencia machista.

Visita También
Close
Back to top button