¿Paranoia en Estado Unidos?

EUA acusa a China de ciberataques para robar información de los avances en la vacuna contra el Covid-19.

Este miércoles, las autoridades de Estados Unidos denunciaron un ataque por parte de piratas informáticos chinos en contra de sus centros de investigación, presuntamente para robar información sobre las vacunas y tratamientos que se prueban para contraatacar al Covid-19.

«Se ha observado que estos actores (los piratas informáticos) están intentando identificar y obtener de forma ilícita propiedad intelectual valiosa y datos de salud pública relacionados con vacunas, tratamientos y tests de redes y personal afiliados a la investigación relacionada con COVID-19» se lee en los apuntes presentados por parte del FBI y la Agencia gubernamental de Ciberseguridad e Infraestructura (CISA, en inglés), dependiente del Departamento de Seguridad Nacional.

Estas agencias aseguran que esta información, en manos de los ciberpiratas, pondría en peligro un tratamiento seguro, efectivo y eficiente contra el coronavirus, también urgieron a los centros de investigación reforzar sus medidas de ciberseguridad e, irónicamente, aconsejaron huir de cualquier atención mediática.

Cabe mencionar que las autoridades ni el Gobierno estadounidense han presentado pruebas de estas acusaciones para sustentar sus denuncias, pero sí agregaron que esta situación afectó al Departamento de Salud y Servicios Humanos, que supervisa los gubernamentales Centros de Control y Prevención de Enfermedades (CDC, en inglés) puesto que han incrementado la cantidad de ciberataques.

Sin duda alguna, esta acusación es alimento sólido para que crezca la tensión entre Washington y Pekín; EUA imputa a China por la expansión de este virus con razones que sólo ellos conocen.

En LeMéxico le informamos de una acusación anterior por parte del Gobierno de Donald Trump hacia China de querer iniciar una guerra propagandista; esta nueva señalación por parte de EUA es tan peculiar en el contexto mundial. También, según el New York Times, hay citas de funcionarios y exfuncionarios gubernamentales que apuntan toda esta dilogía hacia una estrategia de disuasión que nació y dirige el Cibercomando de EE.UU., que depende del Departamento de Defensa, y la Agencia de Seguridad Nacional, estos dos tienen «poder para infiltrarse en las redes chinas para orquestar ciberataques de respuesta proporcionados» aunque se desconoce alguno en particular.

Meg King, el director del Programa de Ciencia e Innovación Tecnológica del laboratorio de ideas Wilson Center aseguró que «ese tipo de información puede servir para lograr ventajas geopolíticas o ganancias financieras (…)» dando categoría a este anuncio hecho por el Gobierno como crucial y agregó: «Al igual que la comunidad médica protege los datos de los pacientes, los avances en investigación también deben ser salvaguardados».

Visita También
Close
Back to top button