Banxico sigue tendencia de recortes en su tasa de interés, se esperan más en el año

“La economía como esencia de la vida es una enfermedad mortal, porque un crecimiento infinito no armoniza con un mundo finito.”
-Erich Fromm

A través de este instrumento de política monetaria, el Banco de México busca proveer liquidez y establecer buen funcionamiento de los mercados financieros. A pesar de que con esta decisión se espera poder combatir las circunstancias tan complejas que se están gestando dentro de la nación, no parece que este recorte llegue a provocar las condiciones adecuadas para la economía en los siguientes meses. Es decir, un recorte como este de .50 por ciento, es sólo una solución momentánea, casi se podría decir que fugaz.

El impacto económico que se desencadenó por el COVID-19 en nuestro país provocó un golpe demasiado grande en todas las estructuras que se poseen. Este impacto vino en dos sentidos: el primero fue la baja en las expectativas económicas derivada por las restricciones en las actividades productivas en el país, el segundo golpe vino por la caída en los precios del petróleo a nivel internacional.

Hoy la autoridad monetaria de nuestra nación remarcó que estos recortes en las tasas de interés es una práctica que han adoptado los demás bancos centrales en los distintos países, usando esta herramienta como una manera de defender sus economías en contra de la contracción tan grave del producto que se dará a nivel mundial en este año y la continua reducción en el precio de las materias primas.

“Considerando los riesgos mencionados para la inflación, la actividad económica y los mercados financieros se plantean retos importantes para la política monetaria y la economía en general. Ante las afectaciones previstas, y considerando el espacio que en balance estas otorgan a la política monetaria con la presencia de todos sus miembros, la Junta de Gobierno decidió por unanimidad disminuir en 50 puntos base el objetivo para la Tasa de Interés Interbancaria a un día a un nivel de 5.5%”, detalló el anuncio de política monetaria.

Asimismo, el comunicado de esta decisión tan importante anunció que aún no se puede conocer la magnitud y la duración que tendrán los efectos de esta pandemia. A su vez, mencionaron que se espera que la crisis se profundice en este segundo trimestre y aumenten los desempleos en el país. Esta última declaración acerca de la baja que se sigue esperando en cuanto al empleo es preocupante debido a que simplemente, en estos meses que hemos tenido de contingencia, se han alcanzado cerca del medio de millón de puesto perdidos en nuestro país.

Ante los retos que ya se dejan ver, el Banco Central presentó 10 medidas adicionales el pasado mes de abril para que el buen funcionamiento del sistema financiero pueda llegar a darse en nuestro país. Esta anterior medida junto a la decisión de hoy sólo refleja la importancia y preocupación que se tiene por vivir una situación nunca vista en ninguna economía, los retos presentados se encuentran sobre la mesa y las soluciones que hoy se toman parecen ser no tan efectivas como en anteriores ocasiones.

Finalmente, no nos debe de sorprender si en las próximas reuniones agendadas que tiene el Banco de México o en alguna que sea repentina, dada una situación grave que se presente en la economía nacional o mundial, las principales cabezas de esta institución decidan seguir bajando la tasa de interés, a pesar de que esta tasa de 5.5% es la más baja que se ha visto en los últimos tres años. 

Back to top button