Desempleo y divorcios, lo que nos dejaría la cuarentena

“Voy a robarle todos los minutos posibles al tiempo, para así estar contigo para siempre.”

La continua estadía con miembros de la familia para muchos puede ser una gran experiencia y es que por la continua carga de trabajo y compromisos que se llevaban en la vida cotidiana, el ver a nuestra familia la mayor parte del día parecía una utopía, sólo un sueño irrealizable. Hoy las condiciones y el escenario han cambiado drásticamente y puede que sea lo que provocaría una ola de divorcios después de que se levante la cuarentena. Esto se podría explicar con el hecho de que un cambio repentino y tan abrupto en el tiempo que pasamos con nuestra pareja y familia representaría un quebrantamiento en la psique de muchos individuos.

Las personas, dentro de su mente, luchan de una forma intermitente para controlar la tristeza, estrés y ansiedad que provoca estar encerrado, si a esto le sumamos niños corriendo, una pareja que no te comprende, exigencias en el trabajo y escuela, un posible desempleo que se acerca cada vez más a ser una realidad, ciertamente tendríamos lo que se denomina una “bomba de tiempo”. Las peleas entre pareja se hacen cada vez más recurrentes y es que en un país como el nuestro, donde la crisis económica se acentuará de una forma más profunda y las condiciones en donde viven la mayoría de las familias mexicanas no les permiten salir a despejarse a su roof garden, están dando una situación de desesperación a muchas personas.

En México, sólo durante este periodo, se han perdido cerca de 500 mil empleos y se espera que la tasa de desempleo que se registró en enero de año de 3.8% pase a una de 10.7%, teniendo una situación similar a la que se enfrentó el país en crisis de grandes dimensiones anteriormente. México, al igual que Estados Unidos, será de las economías más golpeadas por esta pandemia y es que simplemente en el país del norte el desempleo se elevó al 14.7% en abril, además la cifra total de desempleados en Estados Unidos llega a un número de 20.5 millones de personas. Se debe de tener presente que las magnitudes de remesas que llegan a nuestro país dependen de cómo esté la situación en la nación de las barras y las estrellas, no es ningún secreto que estas se irán reduciendo de forma estrepitosa mientras se avance con la recesión.

Junto con los temas religiosos, políticos y de cómo educar a los hijos, la situación económica es de las principales que causa problemas entre las parejas de todo el mundo. Esto, debido a que la falta de dinero no sólo produce inestabilidad para realizar los pagos ya previstos, sino también da inseguridad, estrés y frustración. Estos sentimientos si no son bien enfocados, pueden desbordarse contra la pareja, los hijos o uno mismo, es por lo que comunicar lo que sentimos con nuestras parejas es ideal para poder llevar los problemas de una manera más responsable y fluida.

La comunicación en estos instantes es de suma importancia para que la relación no se rompa tanto como se está rompiendo la economía mexicana. Los consejos y comentarios entre la pareja no deben de faltar y cada gran decisión se debe de discutir en equipo, no se deben de tomar con la sangre caliente, ya que decisiones como tomar créditos, dejar de pagar una deuda, contratar un préstamo por empeño, vender un equipo del hogar o emprender alguna actividad durante la cuarentena deben ser consultadas entre los miembros de la familia.

No es ninguna mentira que terminando esta gran pandemia habrá matrimonios rotos, gente desempleada y una gran crisis económica, pero nuestro país es una nación que siempre se ha caracterizado por dar lo mejor de sí en los peores momentos, por lo cual nos levantaríamos como lo hemos hecho en anteriores ocasiones.

Visita También
Close
Back to top button