Subsecretario de Economía augura recesión nunca antes vista para México

Uno de los principales dirigentes que comanda la Secretaría de Economía, Ernesto Acevedo, quien desempeña el papel de subsecretario de Industria y Comercio, tiene una visión clara, pero al mismo tiempo negativa para nuestro país. No es el único servidor público que figura en la esfera económica que tiene este tipo de pronósticos para México, ya que las medidas que se han adoptado para tratar de contener la emergencia sanitaria, si bien han reducido en parte la potencialidad de contagios, también han generado condiciones que sólo acentúan la recesión que ya está proyectada.

“Sin duda, la magnitud de la recesión va a ser inédita, de un tamaño que no hemos visto en la historia reciente”, fueron las declaraciones de Ernesto Acevedo mientras participaba en la primera mesa de la Conferencia Nacional para la Recuperación Económica, que tuvo lugar gracias al esfuerzo de planeación del Consejo Coordinador Empresarial (CCE).

Recesión sin precedentes

Las recesiones en nuestro país generalmente tienen una duración de aproximadamente 19 meses y una caída del Producto Interno Bruto (PIB) de 4.2 por ciento hasta el 6 por ciento. Sin embargo, la situación que hoy se vive es atípica y la recesión augura tener una longitud de 36 meses con una contracción del PIB de hasta -9% (según Citibanamex).  La principal explicación es que estaríamos ante un escenario en donde los choques de oferta y demanda se conjugarían en una situación simultánea, provocando repercusiones más difíciles para la economía del país.

Ante estas condiciones que se están replicando a nivel mundial, debemos de entender que las actividades para generar algún producto o servicio que se necesitan llevar a cabo en diferentes zonas geográficas están teniendo modificaciones y problemas que parecen no resolverse en corto plazo. El factor que influye en este apartado es que los países han tomado medidas diferentes para controlar el COVID, además de que en cada una de las zonas geográficas ha llegado en diferentes meses y la capacidad que los hospitales tienen para tratar a sus enfermos no es igual en todas las zonas. Todos estos factores influyen en gran medida para que se vuelva a las actividades del día a día.

Reforma fiscal necesaria

El mismo Ernesto Acevedo planteó que una modificación fiscal sería necesaria para enfrentar y aprovechar esta situación en la que nos encontramos. Sus principales planteamientos serían tener menores tasas impositivas para que se cierren los espacios que permiten la evasión y elusión fiscal, esto previniendo las posibles inversiones que entrarán a nuestro país y el ambiente en el que se desenvolverán.

Es decir, con una nueva reforma fiscal se gestarían las condiciones correctas que debe tener un país para captar nuevas inversiones. Con esto, las empresas que decidieran venir a nuestra nación se podrían desarrollar en una estructura fiscal mejor regulada, teniendo como resultado que el erario y las empresas tengan una mejor relación, ya que las normas y condiciones estarían bien establecidas desde el principio.

Back to top button