Alza de precios y desabastecimiento de productos básicos

Como lo dijo Isaac Newton en su principio de acción y reacción conocido como la Tercera Ley de Newton: “para cada acción existe una reacción igual y opuesta”. Aunque la situación actual que estamos viviendo a nivel mundial no es cuestión de física, la pandemia del COVID-19 sigue generando reacciones en cadena y entre ellas, se encuentra el desabasto de productos y el alza de precios, por ejemplo el de las carnes rojas.

En California, Estados Unidos empresas que se dedican al giro alimenticio, cuya actividad se encarga del procesamiento, almacenamiento y comercialización de carnes, han cerrado, pues se han registrado muertes de algunos empleados que se contagiaron del coronavirus. Por tal motivo, comerciantes del estado argumentan que en los últimos días han recibido menores cantidades de carne y no las solicitadas. Además, prevén que en los próximos días la capacidad de sus proveedores para surtir sus pedidos irá en descenso, lo que implica que los comerciantes incrementen los precios en sus productos.

En México, desde hace algunas semanas se ha presentado el mismo efecto, el alza de precios en productos básicos como huevo, verduras, carnes frías, material de higiene y limpieza, entre otros. Aunque en algunos de los casos el incremento del precio no se encuentra justificado, situación que se espera sea regulada por la Procuraduría Federal del Consumidor (Profeco), quien ha lanzado la advertencia de sancionar con multas a quienes incurran en el abuso.

Back to top button