Futuro incierto para las Afores

“La mejor manera de ahorrar dinero es no perder.”
-Les Williams.

Hoy en la conferencia mañanera el presidente Andrés Manuel López Obrador presentó una declaración acerca de la situación de las Administradoras de Fondos para el Retiro (Afore). Este comentario que trató de expresarse desde el lado más humano, viendo por el porvenir de los trabajadores y en la posible mala situación que se encuentran con algunas de las agencias administradoras de sus ahorros, presenta un carácter dual. Y es que, a pesar de que se trate de argumentar por el lado del bienestar de los trabajadores, tiene sin duda efectos negativos en la economía si lo analizamos desde el punto de vista de los mercados internacionales y su confianza en nuestro país.

“Acerca de las Afores, va a haber momento pasando esta situación de inestabilidad económica, para revisar lo que se hizo en el periodo neoliberal de privatizar los ahorros, las pensiones de los trabajadores y en efecto hay que buscar una solución”, fue una de las declaraciones que dio este día en su conferencia matutina.

Situación actual de las Afores

En el país existen 10 instituciones que manejan entre ellas los fondos que los trabajadores están ahorrando para cuando terminen sus días laborables. Hoy en día esa cifra representa cerca de $219,000 millones de dólares por lo cual es un recurso bastante notable, si bien es cierto que algunos de los rendimientos y condiciones que se generan dentro de estas administradoras no son las óptimas para generar la posición acomodada de un trabajador en su retiro, si han sabido cumplir su función.

Debemos de recordar que el problema de las pensiones cada vez se hace más insostenible, y es que en los meses anteriores ya se han hecho declaraciones y se han escrito encabezados con el tema de la administración de estas.

Podemos recordar dos en particular. La primera fue cuando el director del Instituto Mexicano del Seguro Social, Zoé Robledo, explicó que a pesar de la tesis resuelta por la segunda sala de la Suprema Corte de Justicia de la Nación (SCJN) no se viviría una situación en donde los jubilados presentaran un recorte en el monto de sus pensiones o algún recálculo a este mismo.

La segunda tuvo lugar cuando el coordinador de Morena en la Cámara de Diputados, Mario Delgado, a pesar de ser un ponente extraordinario en cuanto a los temas de pobreza y un fiel seguidor a que se disminuya la brecha de desigualdad que se vive día a día en nuestro país, dijo que era inviable económicamente que el Estado administrara el ahorro de los trabajadores, terminando con la iniciativa de su compañero de bancada Edelmiro Santiago.

¿Cambiar de manos el ahorro?

No obstante que hemos dicho que las afores no generan los rendimientos adecuados para mantener una vida de retiro que podamos llamar de carácter 100% digno, si podemos empezar a tener en cuenta que la seguridad con que estas instituciones han manejado los depósitos hechos por sus contribuyentes ha cumplido con los estándares que estas indican.

La idea de una reformulación a como se viven y se establecen estas relaciones de ahorro debe de presentarse como una oportunidad para aumentar los ahorros futuros de los trabajadores, o bien, verlo como una de las peores decisiones que se pueda tomar, ya que sin duda hacer que el gobierno tenga a su disposición recursos de este calibre, hace que el futuro de millones de mexicanos pueda tambalear por la toma de una mala decisión.

El sistema de cuentas individuales hoy se encuentra en gran peligro, y es trabajo de los legisladores poder plantear alternativas viables para que se pueda tener certidumbre sobre la situación futura de los trabajadores de hoy. Sin duda esa solución debe de involucrar a las Afores que hoy ya existen, ya que son claramente un jugador bien posicionado en el juego.

Back to top button