El modelo de Taiwán contra COVID-19: un país que ha controlado la pandemia

La isla de Taiwán ha mostrado un modelo de efectividad por su respuesta ante la pandemia por coronavirus. Gracias a la experiencia que tuvo con el Sars en 2003, aprendió a establecer un mecanismo de respuesta de salud pública para permitir una reacción rápida ante futuras crisis de salud. Sus números son envidiables, ya que tiene 426 casos de COVID-19 que se han mantenido y tan solo seis muertes hasta el momento.

En Taiwán no sólo fue el equipo tecnológico, sino también los funcionarios que fueron capacitados a través de una serie de medidas adoptadas ante un tipo de brote epidémico.

Sin lugar a duda, Taiwán opera por propia cuenta, de forma particular, sin la necesidad de la intervención de la OMS, debido al veto que recibió por parte de China. Sin embargo, el gobierno de Taipéi (Sede del poder democrático) ha mostrado efectividad ante la pandemia. El ejemplo es un gobierno electo que ejerce la presidenta Tsai Ing-wen con un alto índice de efectividad ante la crisis de salud mundial.

Según el reportaje del diario El país, la respuesta del gobierno de Taiwán ha sido elogiada por su rapidez de reacción. Desde el 31 de diciembre de 2019 se conoció la existencia de una nueva enfermedad detectada en la ciudad de Wuhan en el centro de China. Alguna de las medidas que de inmediato fueron llevadas a cabo fue el aislamiento y el cumplimiento del uso de cubrebocas y el control tecnológico para asegurar los confinamientos mediante el uso de geo localizadores en los teléfonos móviles. La efectividad los mantiene como uno de los países con menor número de casos y con una población de más de 23 millones de habitantes, la quinta parte de los pobladores de nuestro país.

Visita También
Close
Back to top button