Autoconsumo: La pandemia que despertó el interés por las huertas caseras

Con el estallido de la cuarentena, aumentó exponencialmente el interés de los salteños por semillas e insumos para generar espacios de cultivo dentro del hogar. En el balcón, en la terraza, en el patio: sin salir de casa, tener una huerta propia nos da la posibilidad de alimentarnos saludablemente, ayudar a la economía familiar y contribuir con el medioambiente.

Los huertos caseros son una muy buena opción cuando se busca ahorrar dinero y comer más saludable. De hecho, cuando se cosecha en casa, se utilizan menos fertilizantes. Por lo tanto, se obtienen verduras y vegetales más sanos.

Este tipo de huertos se puede instalar en el jardín, en el marco de una ventana de la cocina, en el balcón o en otros espacios interiores. Cabe destacar que la ubicación debe ser funcional para poder manipularlo con facilidad. Además, esto suma mucho a nivel estético. Apartar un espacio del terreno de tu jardín para cultivar verduras y vegetales es lo ideal, pero no todos tienen un jardín a su disposición. Sin embargo, no todo está perdido, siempre hay al menos un pequeño espacio dentro del hogar que se puede aprovechar.

Volver a la tierra: en el contexto de emergencia sanitaria que vivimos, la producción de frutas y hortalizas en casa cobra un sentido más importante para las familias. Siendo esta una tendencia ya instalada en muchos lugares del mundo, la pandemia y el aislamiento obligatorio hicieron que muchas personas reconsideraran la posibilidad de tener una huerta sin salir de casa.

Los beneficios son muchos: las huertas no sólo fomentan la alimentación saludable, ayudan a la economía familiar y contribuyen a la preservación ambiental; sino que también ofrecen la posibilidad de tener una producción sostenible sin la necesidad de moverse de casa. Es desestresante, te mantiene en movimiento y ejercita el cerebro.

El espacio en tu casa no te impedirá tener una cosecha de verduras y vegetales sanos y frescos. Existen muchas formas de diseñar huertos caseros. Sólo necesitas algo de creatividad e ingenio a la hora de ponerte manos a la obra.

El mundo ante el Coronavirus exige y requiere de transformaciones graduales en nuestras prácticas por un largo tiempo, por lo que se plantea la revalorización y funcionalidad de la huerta familiar.

Visita También
Close
Back to top button