¿Bajo qué sustancia psicoactiva actuó Carlos Salinas cuando ordenó el asesinato de Colosio? Preguntó la senadora Trasviña

“Tras la tenacidad y perpetuación de la violencia radica el ya tan conocido círculo vicioso político al que desagradablemente México no planea ni piensa en superarlo”

Lucia Trasviña Waldenrath, Senadora del Movimiento Regeneracional Nacional (MORENA), posterior a la llamativa e insólita fotografía en la que inmodesta y altiva, mostraba una pistola enfundada en su pantalón (y que las críticas se manifestaron torrencial e inconteniblemente). Hoy, 27 de febrero de 2020, vuelve a ser foco de atención. La senadora captó el interés a través de Twitter con un video en el que externó inquietud y duda tras los casi 26 años de la muerte de Luis Donaldo Colosio. “¿Bajo qué sustancia psicoactiva actuó Carlos Salinas cuando ordenó el asesinato de Colosio? ¿Bajo qué sustancia psicoactiva actuó Felipe Calderón cuando sacó al Ejército a las calles?”, preguntó la senadora Trasviña.

¡Mario Aburto! —las autoridades dijeron y difundieron que él asesinó a Colosio—, candidato a la presidencia por el Partido Revolucionario Institucional (PRI), en las elecciones correspondientes al año de 1994. Colosio sería el próximo presidente del país (sucesor de Carlos Salinas de Gortari), quien se caracterizó por contagiar e irradiar calidad y aprecio a la gente, al pueblo.

Tras la tenacidad y perpetuación de la violencia radica el popular círculo vicioso de la política, al que desagradablemente, México no planea ni piensa superar. La violencia crece desmedida e irracionalmente. Cada día, los titulares de las notas periodísticas ponen en boga palabras como: “asesinato”, “homicidio”, “crimen”, “atentado”, “desaparición” o “eliminación”.

Colosio era visto en aquellos años como el único político que podía hacer prosperar al país, pero fue asesinado y Mario Aburto, su asesino. “Me resultaba muy difícil, casi imposible, contener mis sentimientos de tristeza y de dolor. Sólo tuve unos instantes para tratar de asimilar el hecho dramático, pues, en medio de la consternación y la angustia, se empezaba a gestar una crisis mayúscula…”, recuperado de “México: Un paso Difícil a La Modernidad”.

La ingenuidad y debilidad del carácter critico de los ciudadanos mexicanos no puso en duda ni cuestionó más allá. La muerte de Colosio sigue (y seguirá) siendo un enigma, pero todos los datos apuntan a una posible orden del mismo Gortari.

Habría que decir también que, durante el sexenio, de Felipe Calderón Hinojosa, ordenó el despliegue de más de cinco mil elementos del Ejército, de la Marina y de la Policía Federal con el fin de recuperar los espacios públicos que la delincuencia organizada arrebató a los mexicanos. Esto no es más que la representación de un abuso de poder caracterizado (peculiarmente) por el uso de la fuerza policial y militar.

Gracias a la espontaneidad de las crédulas preguntas por parte de la Senadora Lucia, se muestra (nuevamente) la incapacidad de México para hacer frente a los funcionarios corruptos y abusivos que ha permitido a los grupos criminales se fortalezcan. En consecuencia, se ha dañado y lesionado la moral del Gobierno, imposibilitando los esfuerzos para garantizar la seguridad y vida plena que merecen los mexicanos.

Visita También
Close
Back to top button